Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
24
The Sun, Moon and Stars
Psalm 8:3-4
“When I consider thy heavens, the work of thy fingers, the moon and the stars, which thou hast ordained; What is man, that thou art mindful of him? and the son of man,...
What is the most awesome show of God’s power? It may not be what you think. In Psalm 8:3 4, the psalmist is led to exclaim, “When I consider Your heavens, the work of Your fingers, the moon and stars...
RSS
share

Chicadi-Di-Di Peligro

Mateo 8:20
Jesús le dijo: Las zorras tienen guaridas, y las aves del cielo, nidos; pero el Hijo del hombre[n] no tiene donde recostar su cabeza.

Millones de Norte Americanos están familiarizados con el llamado del Carbonero de Capucha negra. “Chicadi-di” Sin embargo, la mayoría de observadores de pájaros saben que el pequeño carbonero comunica peligro con su llamado “chicadi-di-di”. Los observadores de pájaros también saben que los polluelos utilizan diferentes advertencias de peligro desde el aire o desde la tierra.

Los científicos decidieron ver si los carboneros utilizaban llamados especializados para los diferentes peligros. En sus primeros experimentos utilizaron un halcón peluche para ver lo que los carboneros en un aviario externo harían. Sin embargo, sólo se les engañó una vez, y luego de eso los investigadores tuvieron que utilizar halcones vivos. Luego de estudiar más de 5,000 respuestas emergió un patrón. Las pequeñas aves rapases como los halcones son más peligrosos para el carbonero, que, digamos un búho cornudo, al que los carboneros pueden evadir fácilmente. Cuando son confrontados por un ave rapaz más pequeña, al llamado de las aves “chica” se le añadieron hasta cuatro “dis” en rápida sucesión, en vez de dos más pausados “dis”. Se pueden añadir aún más “dis” si es que los carboneros evaluaban que el peligro era mayor. Lo más atemorizante para las pequeñas aves fue un búho pigmeo que tuvo un índice de 23 “dis”

Dios se preocupa por todas Sus criaturas, y sabiendo que la depredación entraría en la creación con el pecado del hombre, les proveyó con maneras de advertirse entre sí. También dio al hombre Su Palabra para advertirnos como evitar el pecado y como escapar de él a través de Cristo Jesús, si llegamos a quedar atrapados.

Oración: 
Te agradezco, Señor por Tu protección de todos los peligros que enfrentamos, especialmente el peligro del pecado. Amén.
Notas: 
Science News, 6/25/05, pp. 403-404, S. Milius, “Dee for Danger.”