Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
06
There's Something Fishy About This Car
Isaiah 53:2b
"He hath no form nor comeliness; and when we shall see him, there is no beauty that we should desire him."
Why in the world would engineers at Mercedes-Benz and DaimlerChrysler turn to a fish built like a box for inspiration on automotive design? After all, automakers want their vehicles to travel just as...
RSS
share

Una generación después del diluvio

Génesis 8:11
La paloma volvió a él a la hora de la tarde trayendo una hoja de olivo en el pico; y supo Noé que las aguas se habían retirado de sobre la tierra.

Muchos radioescuchas recordarán la erupción volcánica que sacudió al Estado de Washington cuando el Monte Saint Helen explotó en mayo de 1980. Afortunadamente, hubo suficiente advertencia y el evento fue registrado en detalle. Desde ese entonces se han realizado muchos estudios por el servicio de parques y por los creacionistas, incluyendo Momentos de la Creación, sobre el índice de recuperación. El día de hoy nos encontramos alrededor de una generación – 25 años – después, y esto nos debería dar una buena idea de cómo la tierra se habría recuperado luego de una generación del diluvio de Noé.

El volcán destruyó 230 millas (370 kilómetros) cuadradas de bosque. Mucha de esa área fue literalmente esterilizada por flujos calientes piroclásticos. Veinte y cinco años después, 150 especies de plantas se han establecido en esta área. Esto incluye cinco especies de coníferos tales como la cicuta occidental y el abeto de plata del pacífico. Esto es contrario a la teoría ecológica actual ya que estos árboles se supone que salen solo después de generaciones que toma el que otras plantas mejoren la tierra. Muchos árboles ya tienen 15 pies (4,4 metros) de alto. Además, han regresado aves, sapos, ranas, mamíferos e inclusive alces. Otra vez, no se esperaba que muchas de estas especies regresaran al área por mucho tiempo más.

La Biblia menciona la aparición de plantas verdes dentro de dos meses de haber parado la lluvia al final del diluvio. El Monte St. Helens ilustra una recuperación muy rápida después del diluvio.

Oración: 
Gracias, Padre, por hacer el mundo que es tan resistente y por preservarla para nuestro bien.
Notas: 
Smithsonian, 5/05, David B. Williams, “Phenomena and Curiosities: Rising from the Ashes.”