Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
20
Bacteria the Size of a Whale?
Genesis 1:20
"And God said, Let the waters bring forth abundantly the moving creature that hath life, and fowl that may fly above the earth in the open firmament of heaven."
The abundance and variety of living things that God made continues to amaze scientists. All of us learned in school that bacteria are too small to see without a microscope. That's why, when...
RSS
share

¿Podría una abeja elegirle de entre una fila de sospechosos?

Salmos 81:16
Los sustentaría Dios con lo mejor del trigo, y con miel de la peña los saciaría.

¿Dado el tamaño del cerebro, podría una abeja de miel reconocer un rostro humano? ¿Y si una abeja podría reconocer rostros humanos específicos, como podría un evolucionista explicar este tipo de habilidad?

Los investigadores que estudian la abeja y la visión humana señalan que no habría ninguna presión evolucionista para que las abejas aprendan a reconocer personas específicas. La predicción científica sería por lo tanto que las abejas no reconocerían los rostros humanos. Para probar esta predicción los investigadores colocaron retratos de rostros humanos sobre los alimentadores de abejas. El mismo rostro humano siempre se encontraba sobre el alimentador que dispensaba una solución dulce. Una variedad de otros rostros fueron colocadas sobre dispensadores que dispensaban, digamos, quinina, una solución con sabor amargo. Las abejas rápidamente aprendieron a asociar un rostro humano en particular con la solución dulce. Inclusive cuando los investigadores mezclaron los alimentadores, las abejas rápidamente regresaban al alimentador con el rostro familiar. Luego removieron los alimentadores y dejaron sólo los retratos para que encuentren las abejas. Ochenta por ciento de las abejar todavía se enfocaron en el rostro que había estado en el alimentador de azúcar. La evolución esperaría resultados al azar, de ser así, los retratos de los rostros no tendrían ningún efecto.

Sin embargo, se puede esperar de nuestro poderoso Creador que dio a estas abejas cualquier habilidad que Él quisiera. En este caso, aparentemente Él vio un buen propósito de otorgar a las abejas esta habilidad inesperada.

Oración: 
Padre, Te agradezco por todos los buenos regalos que Tú nos das a través de Tu creación. Especialmente te agradezco por Tu salvación. Amén.
Notas: 
Science News, 12/3/5, p. 360, S. Milius, “Face Time.”