Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
17
This Worm Gives God the Glory
Job 36:3
"I will fetch my knowledge from afar, and will ascribe righteousness to my Maker."
When scientists completed the first genetic map of an animal, they found that the results have the signature of our Creator all over them. This animal is the nematode, a very small worm. Even though...
RSS
share

Hormigas sigilosas

Santiago 5:20
…sepa que el que haga volver al pecador del error de su camino, salvará de muerte un alma y cubrirá multitud de pecados.

El árbol Hirtella de Guinea francesa es muy amistoso hacia las hormigas. Un árbol maduro tiene bolsas huecas en la base de sus hojas que constituyen cómodos apartamentos de hormigas. Además, provee un dulce néctar para las hormigas.

Los investigadores que estudian el árbol observaron que el árbol típicamente tenía parches de moho gris creciendo en él. Cuando miraron un poco más de cerca descubrieron hormigas escondiéndose en un bolso debajo del moho. Las hormigas tenían sus bocas abiertas y miraban a través de algunos huecos en el moho. Los científicos sospecharon que este era algún tipo de trampa, así que pusieron varios insectos sobre el moho. Como se esperaba, las hormigas alcanzaron a través del moho para sostener y picar a los insectos. El truco de las hormigas inclusive funcionó con saltamontes, que son mucho más grandes que las hormigas. Nuevas investigaciones han demostrado que los árboles Hirtella sin las hormigas, no tienen estos parches de moho. Las hormigas encuentran el moho y lo traen al árbol, allí cultivan y lo recortan para hacer sus trampas.

La relación entre el árbol Hirtella y las hormigas es suficientemente sorprendente. Sin embargo, la inteligencia tras la sigilosa actividad de las hormigas es aún más sorprendente, y sólo podría venir de un Creador inteligente. Aquel Creador que enseñó a las hormigas a hacer esto ha enviado a Su Hijo, Cristo Jesús para que nuestros pecados puedan estar escondidos de Su vista y podamos tener el perdón.

Oración: 
Padre, Gracias por perdonar mis pecados a través de la obra redentora de Tu Hijo y mi salvador, Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Science News, 4/23/05, p. 260, S. Milius, “Ambush Ants.”