Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
27
This Flower Is a Real Stinker
Isaiah 40:28
"Hast thou not known? hast thou not heard, that the everlasting God, the LORD, the Creator of the ends of the earth, fainteth not, neither is weary? there is no...
Dung beetles may not be a very pleasant subject, but after all, someone has to do the housekeeping. So God created what man has classified into 30,000 species of dung beetle. Many will form their...
RSS
share

Los padres cuidadosos dan un regalo duradero

Tito 2:4
...Que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos...

Debería ser obvio que los padres cuidadosos son una bendición para sus hijos. Sin embargo, al mirar a nuestro alrededor, vemos demasiados ejemplos de padres descuidados. En la actualidad, científicos en el Canadá han demostrado experimentalmente uno de los beneficios de la crianza cuidadosa.

Los investigadores dividieron a 32 ratas hembras en dos grupos. Un grupo integrado por madres naturalmente cuidadosas que prestaban mucha atención a sus recién nacidos. El otro grupo integrado por madres descuidadas e desatentas hacia las necesidades de sus recién nacidos. Una vez que las jóvenes ratas crecían se les probó su memoria e inteligencia. Estas fueron puestas en un laberinto de natación que requería de ellas encontrar una plataforma sumergida en el tanque. El primer día, a todas las ratas les fue más o menos igual. Sin embargo el segundo día, y durante el resto de sus vidas, las ratas cuyas madres les habían prestado atención conseguían puntuaciones más altas. Los investigadores encontraron que las ratas que fueron nutridas cuidadosamente tenían conexiones óptimas en la parte de sus cerebros llamado hipocampo y tenían más receptores para un neurotransmisor importante para el aprendizaje. Estas características del cerebro se forman durante los primeros días después del nacimiento. En síntesis, una madre cuidadosa estimula el desarrollo cerebral el cual beneficia al niño durante el resto de su vida. Los investigadores explican que como el desarrollo humano es similar al de estos mamíferos, las madres humanas cuidadosas dan a sus hijos un regalo de por vida.

Los niños son un gran regalo y encargo que recibimos de Dios. Hoy la ciencia nos ha demostrado una de las formas en que los padres pueden bendecir a sus hijos de por vida.

Oración: 
Amado Padre celestial, danos padres amorosos y cuidadosos. Amén.
Notas: 
Minneapolis Star Tribune, 7/23/00, p. E5, "Nurturing, intelligence linked."