Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

La mejor ala de nadar

Génesis 1:21a
Y creó Dios los grandes monstruos marinos y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su especie, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno.

Un ejemplo inusual de un diseño en la naturaleza que va en contra del sentido común humano se encuentra en las aletas pectorales de la ballena jorobada. El borde de estas aletas, que uno intuitivamente esperaría que sean lisas, en realidad tienen protuberancias espaciadas por igual.

Después de todo, los aviones, así como las aves, tienen bordes lisos sobre sus alas. Estas alas lisas parecerían ser las más eficientes para cortar a través del aire, que es un fluido, igual que el agua. Desconcertados por esto, los científicos recientemente hicieron dos modelos de aletas pectorales de una ballena jorobada. Una tenía un borde liso, la otra tenía protuberancias como las aletas reales. Estos modelos fueron llevados a ser probados en un túnel de viento. No es de extrañarse que las aletas de bordes lisos se desempeñaran como un ala estándar. ¡Sin embargo, el modelo de la ballena jorobada lo hizo mucho mejor! Ésta generó 8 por ciento más alza y un tercio menos de arrastre que el diseño estándar. Lo que es más, la aleta con protuberancias podía ponerse en un ángulo de 40 por ciento más pronunciado en el aire que el modelo liso antes de atascarse. Dado que el agua, como el aire, es fluido, estos principios se aplicarían a una verdadera aleta de ballena jorobada, permitiendo que la jorobada sea más ágil en el agua.

Este diseño inusual es muy útil para las jorobadas porque se alimentan de bancos de arenques y sardinas ágiles. Obviamente, Dios les dio un diseño especial para ayudarlas a hacer esto.

Oración: 
Padre, Te agradezco que tus pensamientos no son como los nuestros. Ayúdame a pensar más como Tu. Amén.
Notas: 
Scientific American, 8: 2004, pp. 18-19, “Bumpy Flying.”