Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
26
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

Rompiendo la Ley de Dollo

Proverbios 28:1
Huye el malvado sin que nadie lo persiga, pero el justo está confiado como un león.

¿Realmente creen los evolucionistas que la vida siempre se hace más compleja y sofisticada? ¿Alguna vez la evolución va hacia atrás?

En 1893, un hombre llamado Dollo propuso una ley que se ha convertido en una piedra angular para la creencia de la evolución. La ley de Dollo dice que la evolución siempre va para arriba hacia más especialización. Nunca va hacia atrás. Esto significa que mientras más arriba vamos en la escalera evolucionista del desarrollo, más desarrollo deberíamos ver en por lo menos uno, si no más, partes de una criatura. Por otro lado, el creacionismo dice que el Creador hizo cada tipo de animal distinto por diferentes razones. Debido a esto, los llamados animales inferiores podrían tener células más desarrolladas u órganos que los llamados animales superiores.

Ahora probemos estas dos afirmaciones contradictorias y veamos cual de ellas encaja lo que encontramos en el mundo real. ¿Cuál punto de vista tiene apoyo de estudios comparando tejidos musculares del cangrejo de herradura, una criatura muy antigua de acuerdo a la evolución, con un conejo, una criatura relativamente más reciente? Los estudios muestran que la estructura de proteína de los músculos del cangrejo de herradura es más complejo que las del conejo, o en muchos casos, inclusive de los humanos.

Estos hechos deben ayudar a los cristianos a sentirse un poco menos intimidados por los evolucionistas que afirman que la evolución es un hecho de la ciencia. Una de las leyes más básicas de la evolución no llega a sostenerse en las pruebas.

Oración: 
Oración: Amado Padre, Te confieso que muy fácilmente me intimido por los valores humanos como grados educativos. Perdóname en nombre de Cristo Jesús y lo que Él ha hecho por mí, y fortaléceme con la valentía de la fe para dar un claro testimonio de Tu verdad. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.