Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
20
Smart Sharks
Psalm 148:7
"Praise the LORD from the earth, ye dragons, and all deeps:"
Sharks have larger and more complex brains than fish. In fact, in learning tests they score about as well as rabbits. That won't get them into college, but it does show that they are not some...
RSS
share

¿Quién es Dios?

II Timoteo 3:14-15
Pero persiste tú en lo que has aprendido y te persuadiste, sabiendo de quién has aprendido y que desde la niñez has sabido las Sagradas Escrituras, las cuales te pueden hacer sabio para la salvación por la fe que es en Cristo Jesús.

¿Sabía usted que la Biblia nunca trata de convencer al lector que hay un Dios? Por más sorprendente que suene, es absolutamente cierto. Las primeras palabras de la Biblia empiezan identificando a Dios – pero en ninguna parte de la Biblia intenta comprobar que hay un Dios.

El primer versículo de Génesis dice, “En el principio creó Dios los cielos y la tierra”. Aquí aprendemos que el Dios de la Biblia es nuestro Creador. También observamos aquí, después de los dos próximos versículos, al Actor Principal de la creación – el Padre.

En la segunda parte del versículo 2 leemos, “y el Espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas”. Ahora queda claro que la Trinidad está siendo presentada. Aquí se encuentra el Espíritu Santo, moviéndose sobre la aún no formada Tierra, anticipando la gente que sería creada la cual se convertirá en Su templo.

El versículo 3 comienza con, “Dijo Dios...” Esa simple frase introduce el mismo corazón de las Escrituras, la Palabra de Dios mismo. Esta es la misma Palabra de Dios que vendría y tomaría sobre Sí nuestra forma terrenal para poder cumplir con nuestra salvación.

Así que aún aquí en Génesis, tenemos el principio de la revelación de Dios de la Persona y obra del Hijo de Dios – nuestro Salvador. Ciertamente toda la Escritura ha sido dada para hacernos sabios para la salvación.

Oración: 
Oración: Amado Padre Celestial, sin la revelación de Tu amor por nosotros en Cristo, me consideraría perdido y sin esperanza o pondría mi esperanza sobre un orgullo falso. Así que Tu Palabra es una bendición para mí en muchas más formas de lo que puedo imaginar. Gracias. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.