Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
24
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

Las hormigas guardaespaldas

I Samuel 2:9
Él guarda los pies de sus santos, mas los impíos perecen en tinieblas; porque nadie será fuerte por su propia fuerza.

Las orugas de mariposa son un alimento premiado en la naturaleza. Pero las orugas riodinid, que se transforman en las hermosas mariposas “metalmark” y “azul” que la mayoría de nosotros hemos visto, no tienen mucho de qué preocuparse.

Aunque es una jungla allá afuera, por decirlo así, los riodinids viven una vida de lujo, protegidas por guardaespaldas. Es suficientemente asombroso de que estos guardaespaldas sean hormigas. ¡Aún más sorprendente es que las orugas llaman a las hormigas, aparentemente utilizando su propio idioma!

Las orugas tocan un pulso, utilizando órganos especiales diseñados sólo para ese propósito. Estos pulsos se parecen mucho a los mensajes vibratorios utilizados por las hormigas para comunicarse entre sí. El toque trae a las hormigas corriendo para proteger a la oruga. Cuando no hay necesidad de protección, la oruga segrega una sustancia azucarada para alimentar a sus guardaespaldas.

Dios ha inventado suficientes maravillas aquí para mantener a la ciencia ocupada durante generaciones. La metamorfosis de la oruga en mariposa es tan maravillosa como es misteriosa, inclusive para los científicos. La comunicación inteligente que se da entre estas criaturas muy diferentes y la ayuda mutua que se proveen la una a la otra está llena de diseños complejos e interrelacionados que ninguna cantidad de casualidad podría idear. Y es todo con el propósito de proteger a las mariposas. ¿Si nuestro Creador cuida de tal forma de las mariposas, cuanto más cuida de usted y de mí?

Oración: 
Oración: Amado Padre Celestial, Te agradezco que me has invitado a venir a Ti en oración como un niño viene a su padre amoroso. Cuando tema la maldad del mundo, ayúdame a recordar venir a Ti. Y cuando tenga temor de venir a Ti, recuérdame que en Cristo Jesús Tú me has perdonado y aceptado. En Su Nombre. Amén.