Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
17
Who Is God?
2 Timothy 3:14-15
“But continue thou in the things which thou hast learned and hast been assured of, knowing of whom thou hast learned them; And that from a child thou hast known the holy...
Did you know that the Bible never tries to convince the reader that there is a God? As surprising as that sounds, it’s absolutely true. The Bible’s very first words begin by identifying God – but...
RSS
share

El milagro de una nueva vida

Salmos 139:13
Tú formaste mis entrañas; me hiciste en el vientre de mi madre.

¡Cuan maravilloso debe haber sido para Adán y Eva darse cuenta que habían sido hecho personalmente por Dios mismo!

Antes de Darwin, la gente comúnmente creía que un milagro realizado por la misma mano de Dios se daba con cada nuevo niño. Al aprender la ciencia médica moderna más acerca del desarrollo del bebé aún no nacido, muchas personas – incluyendo muchos médicos – una vez más están viendo el trabajo personal de Dios en el desarrollo del bebé aún no nacido.

Cuando el huevo humano es fertilizado, no es más que una sola célula. La célula es excepcional y completamente humana, conteniendo instrucciones para cada detalle desde el color de cabello hasta el tamaño. Solo 10 días después de la fertilización el bebé aún no nacido está produciendo hormonas que se comunican con el cuerpo de la mamá indicando que debe hacer cambios para que el infante pueda continuar desarrollándose. Solo 10 días después el sistema nervioso, incluyendo el cimiento del cerebro, ya está establecido. El próximo día el corazón empieza a latir. Solo una semana después de eso el bebé ya ha empezado a formar su columna vertebral, brazos, piernas, ojos y oídos. ¡Solo dos días después de esto el bebé es 10.000 veces más grande de lo que fue tan solo 30 días antes! En solo diez días más las ondas del cerebro excepcional del bebé pueden ser detectadas y registradas. ¡Y todo esto en tan solo en el primer mes!

La ciencia moderna entiende muy poco acerca de cómo un nuevo ser humano se forma. Pero incluso si la ciencia pudiese describir cada paso, cada uno de nosotros no seríamos menos que formados maravillosa y personalmente por la propia mano de Dios.

Oración: 
Oración: Amado Padre, renueva dentro de mí la realización de que Tu me has hecho a mano personalmente, que Tu me has amado y perdonado debido a Tu Hijo Cristo Jesús y que Tu deseas una relación más cercana e íntima conmigo. En Su Nombre. Amén.