Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
02
Amazing Underwater Eyes
Psalm 94:9
"He that planted the ear, shall he not hear? he that formed the eye, shall he not see?"
We love it when one of our listeners brings something of interest to our attention that we can pass along to other listeners. A listener sent us a link to an article at the National Geographic...
RSS
share

Una verdadera computadora murciélago

Salmos 51:12
Devuélveme la alegría de tu salvación: que un espíritu obediente me sostenga.

Casi todos están familiarizados con la forma en la que el silbido de un tren que se mueve hacia ellos baja su tono al pasar el tren. El cambio del tono es causado por el cambio en el movimiento del tren relativo al oyente – primero está moviéndose hacia el oyente, pero luego de pasar está alejándose. Este cambio en tono se llama alternación Doppler. Ahora apliquemos este principio al sistema de ecolocación del murciélago.

Los murciélagos son más sensibles a ciertas frecuencias mientras escuchan el eco de su chillido de tono alto. Si usted es un murciélago, usted escucha ecos de objetos estacionarios a su alrededor, como árboles, así como objetos en movimiento, tal como un insecto que está por convertirse en almuerzo. Debido a las diferencias en los movimientos de estos objetos relativos a su vuelo, la alternación Doppler cambia el tono de los ecos que regresan. El cambio puede situar al eco que regresa fuera del rango de frecuencias a las cuales usted es más sensible.

¡Los científicos han descubierto que el murciélago resuelve este problema al calcular el cambio esperado en frecuencia debido a la alternación Doppler y luego alternado su chillido para que el eco que regrese esté en la frecuencia necesaria! ¿Cuántos de nosotros podríamos hacer eso sin la ayuda de una computadora u otro equipo sofisticado?

Sorprendentemente, el Creador ha llegado tan lejos hasta para hacer que el murciélago sea un poco físico para poder sobrevivir. ¡Que testimonio tan elegante de la sabiduría y generosidad de Dios!

Oración: 
Oración: Amado Padre, agradezco que en tu generosidad no retienes nada de mí que es bueno y en tu sabiduría no me has dado todo lo que deseo. Amén.
Notas: 
“Bats alter frequency of squeaks to aid hunt for prey.” The San Diego Union, Mon., Oct. 23, 1989. p. D 1.