Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
01
God's Gifts and God's Gift
John 15:1
"I AM the true vine, and My Father is the husbandman."
The evolutionary story of man's history tells us that it took man tens of thousands of years to figure out he could farm crops for himself. Yet, today we know that some termites, ants and ambrosia...
RSS
share

Las ratas que aman a los gatos

2 Juan 1:7a
Muchos engañadores han salido por el mundo, que no confiesan que Jesucristo ha venido en carne.

De acuerdo a la evolución, dado suficiente tiempo los protozoos pueden convertirse en personas. Los investigadores han estudiado un protozoo que casi parece lo suficientemente inteligente para ser humano.

El protozoo, Toxoplasma gondii, puede infectar a los humanos, pero no se puede reproducir en los humanos. Solo se puede reproducir en los gatos. Sin embargo, la habilidad más extraña de los protozoos es cuando infectan a las ratas. Debido a que no se pueden reproducir en las ratas, un protozoo en una rata necesita llegar a un gato si espera continuar con su raza. Las ratas por lo general evitan a los gatos e inclusive los lugares que tienen olor a gato. Sin embargo, las ratas infectadas con este parásito no solo pierden su temor al olor de gato, parecen preferir el olor de gatos. Cuando una rata descuidada e infectada es capturada por un gato, el protozoo por fin se encuentra en un ambiente amigable donde por fin puede reproducirse.

Aquí tenemos una instancia donde un protozoo aparentemente sabe la diferencia entre gatos y ratas. También sabe como cambiar el temor natural de la rata hacia el gato en una preferencia de estar alrededor de los gatos. Los evolucionistas querrían que creamos que una ciega casualidad de evolución pudo dar a este protozoo estas sorprendentes habilidades. Toma mucha fe creer esto. ¿Por qué no simplemente creer que nuestro sabio Creador incorporó este comportamiento aparentemente inteligente en el protozoo y descartar la evolución como una mentira del más grande engañador de todos?

Oración: 
Oración: Ayúdame Señor a nunca ser engañado por el diablo. Amén.
Notas: 
Science News, 8/12/00, p. 109, “Parasite deludes rats into liking cats.”