Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

¿Pirañas vegetarianas?

Génesis 1:30
Pero a toda bestia de la tierra, a todas las aves de los cielos y a todo lo que tiene vida y se arrastra sobre la tierra, les doy toda planta verde para comer.

El mundo perfecto original que Dios nos dio no tenía muerte. La muerte fue introducida cuando el hombre pecó. Esto nos deja con la pregunta: ¿Qué fue lo que los primeros carnívoros comieron antes de que haya la muerte?

La piraña es uno de los carnívoros más feroces de hoy. Ellos cazan en escuelas de 30 o más peces, luciendo dientes tan filudos que a menudo son utilizados como rasuradoras por los indios de Sur América. Si pierden un diente, un nuevo juego completo de dientes emerge de las encías. Así que, qué habrían comido las pirañas en un mundo perfecto donde no existía la muerte. La respuesta se la puede encontrar en el pacu que se parece tanto a la piraña que la identificación errada es común. Mientras que las pirañas son conocidas básicamente como carnívoras, los pacus son primordialmente vegetarianos. Ellos se satisfacen de comer plantas y frutas acuáticas que han caído en el agua. Parecería de la evidencia genética que las pirañas y los pacus pertenecen a la misma clase creada y que los pacus son más cercanos a la clase original vegetariana. Luego de la caída del hombre en el pecado, las mutaciones genéticas se convirtieron en una realidad. Las mutaciones en la piraña original, combinado con una escasez de vegetación para comer puede haber llevado a algunos de la clase original a hurgar animales muertos. Eventualmente, algunos de esa clase se convirtieron en las pirañas que conocemos hoy. No debido a la evolución, sino por la degradación de la clase original.

Oración: 
Oración: Te alabo, Señor, por proveer tan sabiamente para todas Tus criaturas. Amén.
Notas: 
Creation, 9-11/00, pp. 20-22, “Piranha.”