Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
24
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

¿Acaso el diente de león le pega un mordisco a su césped?

Romanos 8:28
Sabemos, además, que a los que aman a Dios, todas las cosas los ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

Al llegar la primavera a las áreas temperadas del hemisferio norte, una de las primeras señales de la primavera es el florecimiento del diente de león. A esta flor amarilla brillante también se le llama margarita irlandesa, corona de sacerdote, capa de campesino y traje amarillo. Su otro nombre aparece a los lados de las fundas de químicos para el cuidado del césped – el diente de león.

Los millones de propietarios de hogares que tienen una lucha imparable con el diente de león probablemente no quedarán complacidos de escuchar que se diga cosas buenas de esta planta. El diente de león en realidad tiene una historia muy interesante. Fue traída a Norte América desde Europa debido a su hermosa flor. Tan recientemente como el siglo 20 las compañías de semillas todavía estaban vendiendo paquetes de semillas de diente de león para los jardines de las casas.

Hasta 1957, más de 100.000 libras de raíces de dientes de león fueron importados anualmente a los Estados Unidos para usos farmacéuticos. En la primavera el diente de león contiene mannitil, que es utilizado como una base para las pastillas, de un tratamiento para la hipertensión y la insuficiencia coronaria, así también como en la manufactura de condensadores de radio y capas de percusión. Asimismo, muchas personas disfrutan de una ensalada que incluye hojas de diente de león jóvenes recogidas frescas en la primavera.

Aunque a usted no le guste el diente de león en su césped, el diente de león ilustra que Dios no ha hecho nada que no tenga uso. Depende de nosotros que pongamos en uso lo que Él nos ha dado a cada uno para utilizarlo para Sus propósitos.

Oración: 
Oración: Amado Señor, perdóname por los momentos que no he apreciado el buen propósito que Tú has traído a mi vida sea esto una experiencia o un evento. A través de Cristo Jesús, lléname con la convicción de que mi vida pueda cumplir Tu propósito si Te sigo. En Su Nombre. Amén.
Notas: 
“A weed by any other name.” Science 83, Apr. 1983. p. 82.