Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
28
The Body's Incredible Healing Powers
Mark 2:17
"When Jesus heard it, he saith unto them, They that are whole have no need of the physician, but they that are sick: I came not to call the righteous, but sinners...
God has given your body incredible powers of healing and repair, and you could almost say that we carry our very own doctor and pharmacy inside us. When testing new medicines, one group of patients...
RSS
share

Invitemos a las hormigas

Proverbios 6:6-8
Mira la hormiga, perezoso, observa sus caminos y sé sabio: Ella, sin tener capitán, gobernador ni señor, prepara en el verano su comida, recoge en el tiempo de la siega su sustento.

La mayoría de nosotros sabemos que muchas plantas dependen de los pájaros, animales y del viento para esparcir sus semillas. Esto es importante, porque la mayoría de las plantas de semillas les va mejor cuando tienen la oportunidad de nacer y crecer lejos de la planta madre y otras semillas.

Pero algunas plantas trabajan muy duro para invitar a las hormigas para que esparzan sus semillas. Un ejemplo es la sanguinaria. Cuando la fruta de sanguinaria madura se abre, revela una semilla que está envuelta en lo que pareciera ser algo como un tejido blanco. Este “tejido” se llama eleosoma. El eleosoma contiene materiales de comida que necesitan las hormigas pero que no las pueden hacer ellas mismas. Las hormigas llevan las semillas, todavía envueltas en la eleosoma, de regreso a sus nidos donde remueven el eleosoma. Las hormigas no comen la semilla sino, más bien, la depositan en la acumulación de abono húmedo del nido, donde la planta tiene un buen comienzo cuando las semillas brotan.

Mientras que el trillium depende de los pájaros para esparcir las semillas dentro de sus frutos, también cuenta con las hormigas para que esparzan las semillas que los pájaros dejan atrás. Cuando las paredes del fruto se descomponen, se liberan las semillas envueltas en eleosoma que atrae a las hormigas. ¡Algunas clases de hormigas en Australia remueven la eleosoma de las semillas y luego entierran las semillas lo suficientemente profundo para protegerlas de las temperaturas peligrosas, pero lo suficientemente superficial para recibir el calor que necesitan para germinar!

Esta importante relación entre ciertas plantas y hormigas, y el conocimiento de las hormigas sobre agricultura, claramente hablan por la inteligencia y sabiduría de un Creador sobre toda la creación y en contra de cualquier explicación que dice que esto simplemente sucedió por sí mismo.

Oración: 
Oración: Amado Señor, Tú has llenado la creación con relaciones entre diferentes cosas vivientes. Ayúdame siempre a poner el valor más alto en mi relación contigo a través de Tu Hijo Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Beattie, Andrew J. 1990. “Ant plantation.” Natural History, Feb. p. 10.