Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
27
The Most Sensitive Mammal on Earth
Romans 8:28
"And we know that all things work together for good to them that love God, to them who are the called according to his purpose."
No matter where you live, it is likely that a wondrous creature is, right now, at work in or near your lawn. This creature has more ability to sense the things going on around him than a...
RSS
share

Una luna joven y activa

Génesis 1:16
"E hizo Dios las dos grandes lumbreras: la lumbrera mayor para que señoreara en el día, y la lumbrera menor para que señoreara en la noche; e hizo también las estrellas."

De acuerdo a la inflada escala de tiempo evolucionista, la luna de la Tierra tiene 4.5 billones de años. Un cuerpo rocoso del tamaño de la luna se esperaría que sea geológicamente activo por sobre 1.5 billones de años. Esto significa que durante los últimos 3 billones de años la luna ha estado geológicamente establecida o muerta. Si en realidad tendría esa edad.

En la primera mitad del siglo 20 hubo reportes de cambios de color, puntos brillantes, neblinas y otras cosas inexplicables que se podían ver en la luna. Estas observaciones fueron descartadas ya que se aceptaba que la luna era demasiado vieja para ser geológicamente activa. Pero las observaciones se incrementaron a tal nivel que en 1968 la NASA publicó un reporte sobre las observaciones titulado el Catálogo cronológico de eventos lunares reportados.

Sin embargo, esto no debería ser tan sorprendente. En 1787 el famoso astrónomo William Herschel registró una erupción volcánica en la luna. El reportó que había identificado tres volcanes sobre la extremidad oscura de la luna. Una, observó, erupcionó, y expulsó material luminoso por el espacio de por lo menos dos días. Curiosamente se encontraban en la región aristarco de la luna donde más de 300 avistamientos de aparente actividad volcánica habían sido reportados.

Estos reportes ofrecen buena evidencia de que la luna con más probabilidad tiene miles de años, y no billones de años, y así calza muy bien con la cronología bíblica.

Oración: 
Te agradezco, Padre, por la belleza del cielo nocturno que muestra Tu gloria. Amén.
Notas: 
Answers Magazine, 1-3/08, pp. 32-33, Ron Samec, "The Moon Is Still Alive..."