Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
17
Who Is God?
2 Timothy 3:14-15
“But continue thou in the things which thou hast learned and hast been assured of, knowing of whom thou hast learned them; And that from a child thou hast known the holy...
Did you know that the Bible never tries to convince the reader that there is a God? As surprising as that sounds, it’s absolutely true. The Bible’s very first words begin by identifying God – but...
RSS
share

Música genética

Salmos 65:13
"Se visten de manadas los llanos y los valles se cubren de grano; ¡dan voces de júbilo y aun cantan!"

Toda la creación está tejida sobre una tela invisible de matemáticas. Ya que las matemáticas también son la base de la música, la creación a menudo está más llena de música de lo que pensamos. De hecho, los cristianos deben pensar dos veces antes de descartar como figurativos aquellos pasajes bíblicos que hablan sobre toda la creación alabando al Creador.

A veces, la música de la creación que alaba a Dios se puede ver más claramente. Cuando un genetista de California estudiaba la estructura del ADN, le llamó la atención que el patrón de las bases del que está construido el ADN sigue un patrón similar al de una melodía. Así que asignó notas a cada una de las cuatro bases: citosina para Do, adenina para Re y Mi, guanina para Fa y Sol, timina para La y Si, y citosina otra vez para Do.

Luego de tocar las diferentes estructuras genéticas de acuerdo a su orquestación, el genetista encontró que en vez de una repetición sin fin y melodías errantes, cada gen tiene su propio estilo musical e interesante melodía. Un gen de colágeno suena como Bach. Genes con código para la adhesión de moléculas suenan como Debussy. Y un gen de ratón para RNA suena mucho como Chopin.

Al crecer nuestro conocimiento de la creación, también crece el testimonio del poder y sabiduría de Dios. Ciertamente toda la creación, en todas partes, canta alabanzas a su Creador. Unámonos a esa alabanza con nuestras propias voces.

Oración: 
Amado Padre, te agradezco y te alabo maravillado por la obra de Tus manos. Permite que mi agradecimiento nunca cese hasta el día en que te vea cara a cara. Amén.
Notas: 
“Play the right bases, and you’ll hear Bach.” Discover, Mar. 1987. p. 10.