Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
23
After Their Kinds
Genesis 1:12
“And the earth brought forth grass, and herb yielding seed after his kind, and the tree yielding fruit, whose seed was in itself, after his kind: and God saw that it was...
How wonderful! Your dog has just had puppies! But do you now have to sort through the litter and make sure there are no baby giraffes or kangaroos? In God’s account of creation in Genesis 1, we...
RSS
share

Mantequilla de maní y diamantes verdes

Isaías 40:28
"¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance."

Tal vez usted ha leído recientemente uno de los muchos artículos nuevos sobre un asombroso nuevo proceso de hacer diamantes. El proceso utiliza calor simple para hacer diamantes de cualquier cosa que tenga carbón.

Los diamantes están hechos de átomos de carbón – ese negro en el hollín – que están estrechamente organizados en las filas cuidadosas de cristal. El resultado es un cristal claro, más duro que cualquier cosa sobre la Tierra. Se han hecho diamantes artificiales utilizando una gran cantidad de calor y presión. Pero el nuevo proceso, utiliza temperaturas tan bajas como 250 F (121 C), condensa los átomos de carbón del vapor en baja presión. El nuevo proceso es mucho más barato y puede poner un revestimiento de diamante en varios materiales. Partes de extendido uso de maquinarias pueden ser revestidas de diamante, así como rulimanes, haciendo que queden permanentemente lubricados. Cristales de reloj, revestidos de diamante pueden hacerlos resistentes a rasguños, y actualmente están siendo comercializados por Seiko.

Ahora, los diamantes pueden ser hechos a bajo precio y fácilmente de casi cualquier cosa. Un investigador incluso hizo diamantes de la mantequilla de maní, aunque reportó que los diamantes tenían un tono verdusco debido al nitrógeno en el maní.

Tan solo hemos empezado a rayar la superficie, por decirlo así, en el aprendizaje de las maravillosas propiedades que el Creador incorporó en el material del mundo. Tan sólo estamos empezando a descubrir las profundidades de Su sabiduría. Tal descubrimiento está en consonancia con Sus instrucciones para nosotros de sojuzgar la Tierra.

Oración: 
Amado Padre, con asombro te agradezco por las cosas maravillosas que Tú has hecho, de las cuales sólo hemos aprendido muy poco hasta aquí. Oro por que más jóvenes cristianos entren en carreras científicas, y que permanezcan fieles a la verdad de Tu Palabra y fieles a tu mandato de sojuzgar la Tierra. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Amato, Ivan. 1990. “Diamond Fever.” Science News, v. 138, Aug. 4. p. 72.