Skip to content

Today's Creation Moment

Mar
31
How Many Smells Can You Smell?
Psalm 45:8
"All thy garments smell of myrrh, and aloes, and cassia, out of the ivory palaces, whereby they have made thee glad."
Until recently it was commonly thought that humans can smell approximately 10,000 different odors. But that's no longer thought to be true. So how many different odors can that nose in the middle of...
RSS
share

¡Camarón secuestra a químico!

Job 35:10-11
"Pero nadie dice:"¿Dónde está Dios, mi Hacedor, que llena de cánticos la noche, que nos enseña más que a las bestias de la tierra y nos hace sabios más que a las aves del cielo?""

Mucho drama se da aún entre las criaturas más pequeñitas y casi imperceptibles en los lugares más remotos del mundo. En las aguas frígidas de la Antártica hay un pequeño plankton que secuestra a químicos aún más diminutos para su protección.

El diminuto plankton en forma de camarón no es más grande que un grano de arroz. Pasan sus días hurgando las aguas frías por alimento y con la esperanza de no toparse con ningún pez que coma plankton. Esta criatura diminuta no tiene ninguna defensa en lo absoluto. Pero esta criatura no es un camarón sin plan. Cuando busca alrededor, puede encontrar un pterópodo aún más pequeño que el y que tiene forma de caracol. Si encuentra uno, lo sujetará a su espalda, sin hacerle ningún daño.

El pterópodo hace un químico que los peces odian. Los peces que comen plankton que han intentado comer a esta criatura en forma de camarón con su mochila química han sido vistos sacudir sus cabezas violentamente y escupir al par. Pero la mochila cautiva del camarón le reduce la velocidad en su búsqueda de alimento. Así que luego de varios días, el camarón suelta al pterópodo ileso para encontrar más alimento y, ojala pronto también, otro pterópodo.

Suena bastante necio que sugiriéramos que algún día, hace muchos años atrás, uno de estos diminutos plankton se dio cuenta que estos peces nunca comían a los pterópodos debido a la defensa química que producen. ¿Quién sugeriría que una vez que avisó a sus amigos, todos los plankton con forma de camarón empezaron a secuestrar a los pterópodos? Esta estrategia fue enseñada obviamente a los plankton por el Creador mismo.

Oración: 
Amado Señor, no hay nada que Tú hayas hecho de lo cual no Te preocupes. Lléname con el mismo amor y preocupación por lo que Tú has creado. Ayúdame a amar a mis congéneres humanos tal como Tu lo haces. Amén.
Notas: 
Amato, Ivan. 1990. “Kidnapped plankton shares its defenses.” Science News, v. 138, Aug. 4. p. 69.