Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
25
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

¿Por qué llueve?

Job 36:27-29
"Él atrae las gotas de agua cuando el vapor se transforma en lluvia, la que destilan las nubes, y se vierte en raudales sobre los hombres. ¿Quién podrá comprender cómo se expanden las nubes y el sonido atronador de su morada?"

A pesar de los avances de la ciencia moderna, los científicos todavía no saben porqué llueve. ¿Recuerda aquellas lecciones de ciencias naturales en la escuela que supuestamente explicaban porque llovía? Aprendimos sobre la temperatura, punto de condensación y como la humedad en una nube puede condensarse alrededor de un diminuto cristal de hielo para formar una gota de lluvia. Pero los científicos en realidad no están tan seguros de cómo se forman las gotas de lluvia.

El problema es que las 100 millones de partículas de bruma en cada metro cúbico de nube están todas cargadas negativamente. Ya que sus cargas son todas las mismas, las partículas de bruma no se atraen la una a la otra; se repelen la una a la otra. Si esas condiciones se mantuviesen así, nunca llovería.

Algunos científicos han sugerido que el gas radón es el responsable de cambiar este estado de cosas en las nubes para que se forme la lluvia. Al descomponerse el radón, absorbido por las gotas, les añade una carga positiva. Debido a que sus cargas son diferentes de las gotas cargadas negativamente a su alrededor, éstas empiezan a atraerse las unas a las otras y pronto la gota se ha hecho suficientemente grande para caer como una gota de lluvia. Otros científicos, inseguros de esta teoría, se quedan con la teoría del cristal de hielo.

La ciencia moderna a menudo ofrece sus conclusiones con una voz que suena muy segura. Pero el hecho es que, los científicos están inseguros de muchas cosas, incluyendo la simple pregunta del por qué llueve. Esta es la razón por la cual no deberíamos preocuparnos demasiado cuando algún científico afirma haber descubierto algo que dice que prueba que la Biblia está errada.

Oración: 
Amado Padre celestial, me asombro por los misterios que rodean una cosa simple como la lluvia. Dame a mí y a todo Tu pueblo una fe más firme y un entendimiento de Tu verdad para que no seamos fácilmente influenciados por las afirmaciones orgullosas de hombres finitos. En Nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
“Rain made easy.” Science 84, May. p. 7.