Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
23
Glass Insects in Space!
Psalm 9:1
"I will praise Thee, O Lord, with my whole heart; I will shew forth all Thy marvelous works."
Brine shrimp and water bears are tiny animals that are able to basically freeze dry into a state of suspended animation and then return to active life. Scientists have learned that they do this by...
RSS
share

Thomas Jefferson Habla

Salmos 139:15
“No fue encubierto de ti mi cuerpo, aunque en oculto fui formado y entretejido en lo más profundo de la tierra”.

Quizá le sorprenda saber que la evolución es más antigua que Charles Darwin.  Incluso dos mil años atrás más antigua, aquellos que querían escapar de la inevitable conclusión de que somos responsables ante nuestro Creador, intentaron explicar todas las cosas por medio de la apelación de las leyes naturales.
    
Así que, aunque vivió antes que Charles Darwin, Thomas Jefferson, conocía la idea evolucionista, porque hombres como Immanuel Kant, James Hutton y Thomas Malthus la estaban promocionando.  Por supuesto, Jefferson con tres doctorados, bien versado en las ciencias, y en dominio de seis idiomas, era tan bien educado como cualquier otra persona.  Sin embargo, él con mordacidad rechazó las ideas evolucionistas.  

Jefferson escribió contra la evolución y en defensa de la creencia de un Creador. “Yo sostengo (sin apelar a la revelación) que cuando damos un vistazo al universo en sus partes, generales o particulares, es imposible para la mente humana no percibir y sentir una convicción de diseño, habilidad consumada y poder indefinido en cada átomo de su composición... Es imposible... para la mente humana no creer que, en todo este diseño, caso y efecto, hasta una causa definitiva, un Fabricador de todas las cosas... Ciertamente este sentimiento unánime hace que esto sea más probable que aquellas otras pocas hipótesis...”
    
Nosotros añadimos que la creación testifica del Creador de todo, pero sólo en la Biblia aprendemos de Su profundo amor por nosotros en Cristo Jesús.  Permita que la creación le lleve a Su Palabra revelada y amor por usted en Cristo.
  

Oración: 
Amado Padre celestial, cuando me sobrecoge un hermoso atardecer o el dulce canto de un ave para glorificarte, permite que recuerde regresar a tu Palabra y que yo pueda aprender aún más sobre el perdón de mis pecados en Cristo Jesús. Amén.