Skip to content

Today's Creation Moment

Jan
27
Your "Little Angel" Isn't
Psalm 51:5
"Behold, I was shapen in iniquity; and in sin did my mother conceive me."
Modern psychologists and social engineers generally hold that children are born innocent. Any evil they do is learned from those around them. Based upon this notion, they advise that children should...
RSS
share

Un canto de ballena

Salmos 98:4
“Cantad alegres a Jehová, toda la tierra. Levantad la voz, aplaudid y cantad salmos”.

Algunos han sugerido la existencia de un principio de matemáticas universal entre todas las cosas vivientes.   Asimismo, parece haber algunos principios musicales para ilustrar esta idea; esta se llama platonismo matemático.

Aunque se esperaría que produzcan ruido al azar, las ballenas jorobadas producen ritmos en sus cantos que son como música humana.  Las frases de estos cantos duran unos pocos segundos, así como lo hace la música humana, aunque podrían producir frases mucho más largas. Y como música humana, los cantos de las ballenas repiten temas.  Los cantos mismos típicamente van entre la duración de una balada humana y una sinfonía.  Cantan un tema, parte del cual adornan, y luego regresan a una versión modificada del tema.  Mientras que las ballenas jorobadas son capaces de cantar sobre siete octavos, en realidad cantan notas que son similares en intervalos, o cambios de tono, hasta la música humana.  Las ballenas también son capaces de percusión en sus canciones, y la utilizan en alrededor la misma proporción que se encuentra en las sinfonías occidentales.  Finalmente, como la música humana, las canciones de las jorobadas tienen secciones repetidas que crean ritmos.

Sea que estas similitudes sean o no evidencia del platonismo matemático, no sabemos.  Pero no hay duda que las canciones de las ballenas glorifican a nuestro Creador.  Que alabemos a nuestro Señor por la salvación tanto aquí como en la eternidad.

Oración: 
Señor, Te alabo por el regalo de la música. Ayúdame a alabarte por tu salvación, tanto aquí como en la eternidad. Amén.
Notas: 
Science, Vol. 291, 5/1/01, “The Music of Nature and the Nature of Music.”