Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
03
One Smelly Amoeba
Job 9:25-26
"Now my days are swifter than a post: they flee away, they see no good. They are passed away as the swift ships: as the eagle that hasteth to the prey."
Not all dangerous predators can be seen. One of the most dangerous predators in a drop of pond water is Amoeba proteus. This amoeba literally terrorizes its one celled pond mates because they can...
RSS
share

El modelo evolucionista de la atmósfera temprana de la tierra falla la prueba

Génesis 1:31
“Y vio Dios todo cuanto había hecho, y era bueno en gran manera. Y fue la tarde y la mañana del sexto día”.

De acuerdo a la teoría de la evolución, la atmósfera de la Tierra muy temprana no contenía oxígeno, pero sí contenía dióxido de carbono.  Cuando las plantas y los árboles evolucionaron, vivían del dióxido de carbono como hasta el día de hoy y, al metabolizar el dióxido de carbono, liberaban oxígeno como un producto de desecho.  

Cuando se había producido suficiente oxígeno, evolucionaron los animales que respiran el aire, pero esto fue supuestamente un proceso lento.  Los cálculos muestran que para cuando los dinosaurios empezaron a morir, 65 millones de años evolucionistas atrás, la atmósfera de la Tierra sólo contenía 10 a 12 por ciento de oxígeno.  Hoy, la atmósfera es el 21 por ciento de oxígeno.  Pero para complicar el asunto, hay mucha evidencia fósil de incendios forestales durante esta era.  Los investigadores se preguntaban si la poca cantidad de oxígeno que supuestamente se encontraba en la atmósfera podía sustentar tales incendios bajo condiciones realistas.  Se llevaron a cabo pruebas en una atmósfera que contenía 12 por ciento de oxígeno utilizando papeles, fósforos, palos de madera y una vela.  Los resultados mostraron que ninguna de estas cosas se quemaría fácilmente hasta que la atmósfera contenga un mínimo de 17 por ciento de oxígeno.  ¡Se comprobó que el modelo evolucionista de la atmósfera temprana de la tierra está equivocado!

Cuando Dios terminó de crear, declaró que todo lo que había hecho era “bueno en gran manera”.  Esto incluye el diseño de la atmósfera con suficiente oxígeno para sostener la vida, pero no demasiado como para causar que el fuego queme explosivamente.  

Oración: 
Padre, gracias por diseñar la atmósfera de la Tierra como para que pueda sostener la vida y para que el fuego nos pueda servir. Amén.
Notas: 
Science, 29 August 2008, pp. 1197-1200, C.M. Belcher, J.C. McElwain, “Limits for Combustion in Low Co2 Redefine Paleoatmospheric Predictions for the Mesozoic.”