Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
24
A Clever Golden Toad
Matthew 6:26
"Behold the fowls of the air: for they sow not, neither do they reap, nor gather into barns; yet your heavenly Father feedeth them. Are ye not much better than they...
All toads are not fat and ugly. The golden toad, which lives only in a few square miles of the cloud forest of Costa Rica, is a trim and slim toad with garishly bright orange coloring. The golden...
RSS
share

El efecto loto

1 Juan 1:9
“Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad”.

Tal vez usted tiene un horno autolimpiante en su cocina, y si tiene niños pequeños en su hogar, probablemente ha deseado tener paredes autolimpiantes.  ¡la Ropa autolimpiante sería agradable también!

Las flores de loto a menudo crecen en agua fangosa donde el lodo puede acumularse en las hojas.  Sin embargo por necesidad de eficiencia al recolectar la luz del sol, las hojas necesitan estar limpias.  Y, sí, se mantienen limpias a pesar del ambiente donde crecen.  Un examen minucioso bajo un potente microscopio de electrones revela el por qué.  La parte superior de las hojas están cubiertas de diminutas espigas que se sienten como hechas de cera.  Son tan diminutas que inclusive pueden sostener una partícula de polvo que cae sobre la hoja.  Como resultado, cualquier agua que cae sobre la hoja rueda y cae.  Al rodar, recoge cualquier tierra que pueda estar sobre la hoja. ¡Estas hojas son autolimpiantes!  Los investigadores se dieron cuenta de que esta estructura de espica microscópica podría ser utilizada para hacer productos autolimpiantes.  Por ejemplo, pintura autolimpiante para hogares ya está en uso bajo el nombre del producto Lotusan.  Asimismo, recipientes de alimentos autolimpiantes también están siendo desarrollados.  Y algún día podríamos inclusive tener ropa autolimpiante, incluyendo trajes de baño que nunca se mojan.

Sin embargo, cuando se trata de nuestra posición ante Dios, no somos autolimpiantes.  Debemos confiar en la limpieza de nuestros pecados hecha por nosotros por Cristo Jesús en la cruz.

Oración: 
Padre, gracias por el perdón de los pecados que tengo a través de mi Señor Cristo Jesús y la vida que Él me da. Amén.
Notas: 
Science Illustrated, 7/8/08, pp. 62-69, “Inspired by Nature,” (“Mr. Clean,” pp. 68-69).