Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
22
God's Chemistry Again Outpaces Man's
Psalm 139:14
"I will praise thee; for I am fearfully and wonderfully made: marvellous are thy works; and that my soul knoweth right well."
One of the greatest questions in biology asks how a single fertilized cell divides into many different cells – some become liver cells, skin cells, brain cells, and bone cells. This is the ultimate...
RSS
share

Los monos capuchinos no andan con monerías

Génesis 3:15
“Pondré enemistad entre ti y la mujer, y entre tu simiente y la simiente suya; esta te herirá en la cabeza, y tú la herirás en el talón”.

Se nos dijo alguna vez que el uso de las herramientas es lo que separa al hombre de los animales.  Luego, se descubrió que algunos animales utilizan herramientas.  Ahora, los científicos han aprendido que estos animales hacen más que sólo agarrar algo de sus alrededores; ellos buscan algo que sirva para realizar el trabajo.

Los Primotólogos estudiaron el uso y la selección de herramientas entre los monos capuchinos salvajes del Brasil.  Primero, observaron el uso natural de las herramientas entre los monos.  Se dieron cuenta de que los monos querían abrir una nuez examinaban varios tipos de piedras.  Cuando tenían una opción entre una piedra dura o una piedra suave, que se podría romper, preferían la piedra más dura luego de examinar ambas piedras.  A un mono se lo vio examinando dos piedras igualmente duras y luego eligiendo la más grande.  Luego puso una nuez de palma sobre un tronco caído y abrió la nuez con la piedra.  La selección de piedras también varió dependiendo de qué tipo de nuez estaba siendo abierta.

El hombre no está separado de los animales por el uso o la hechura de las herramientas.  Más bien, está separado de los animales porque fue hecho para tener una relación personal con Dios.  Así también es responsable ante Dios por sus acciones.  Esta es la razón por la cual cuando el hombre pecó, Dios prometió a un Salvador que nos mostraría el camino hacia la salvación.

Oración: 
Te agradezco, Padre, que a través de Tu Hijo Cristo Jesús tengo el perdón de pecados y la salvación. Amén.
Notas: 
www.science news.org/view/generic/id/39930, 1/15/09, Bruce Bower, “Capuchin Monkeys Choose The Right Tool For The Nut.”