Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
16
Do the Bible and Science Mix?
John 3:12
“If I have told you earthly things, and ye believe not, how shall ye believe, if I tell you of heavenly things.”
Scientific principles learned in the Bible have led to countless scientific discoveries and saved millions of lives. It’s true. Without the Bible, we would never have the blessings of modern science...
RSS
share

Moneando con la genética

Job 7:17
“¿Qué es el hombre para que lo engrandezcas, para que pongas en él tu corazón?”

Todos hemos escuchado afirmaciones – y a los libros de texto les encanta incluirlos – acerca de que los humanos y los chimpancés son alrededor del 99 por ciento genéticamente idénticos.  Sin embargo, esta afirmación se evapora cuando los detalles de lo que se está comparando se examinan.

Para empezar, las secuencias de ADN que se compararon fueron escogidas dispersamente.  Las secuencias similares tanto en los humanos como en los chimpancés fueron comparadas, mientras que las secuencias no similares fueron ignoradas.  Además, se hicieron comparaciones utilizando sólo el ADN que codifica para hacer proteína.  Esto ignora tanto la mayoría del genoma humano como del chimpancé.  Cuando el ADN que regula la operación celular se incluye en la comparación, el grado de similitud cae considerablemente.  Las partes importantes de ciertos cromosomas, como el cromosoma Y, son muy distintos.  Las investigaciones también han encontrado que existen grandes diferencias entre cómo ciertos genes se expresan dentro de las células.  Además, el genoma chimpancé es 10 a 12 por ciento más grande que del hombre, lo cual es una gran diferencia en sí misma.

La verdad es que todo el genoma humano y chimpancé nunca ha sido comparados apropiadamente, y si se lo ha hecho, nunca se ha reportado.  Sin embargo, cuando las diferencias espirituales se consideran, hay un gran trecho entre humanos y chimpancés.  El hombre fue hecho a imagen de Dios, para ser responsable ante Él y para tener una relación con Él.  Cristo Jesús murió por la salvación de los hombres, no de los chimpancés.

Oración: 
Gracias, Padre, por enviar a Tu Hijo para nuestra redención y por buscarnos con Tu Palabra de gracia. Amén.
Notas: 
Acts & Facts, 6/09, pp. 12-13, Jeffery Tomkins, Human-Chimp Similarities, “Common Ancestry or Flawed Research?”