Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
23
After Their Kinds
Genesis 1:12
“And the earth brought forth grass, and herb yielding seed after his kind, and the tree yielding fruit, whose seed was in itself, after his kind: and God saw that it was...
How wonderful! Your dog has just had puppies! But do you now have to sort through the litter and make sure there are no baby giraffes or kangaroos? In God’s account of creation in Genesis 1, we...
RSS
share

Los científicos aprenden de las moscas

Proverbios 1:29-31
“Por cuanto aborrecieron la sabiduría y no escogieron el temor de Jehová, sino que rechazaron mi consejo y menospreciaron todas mis reprensiones, comerán del fruto de su camino y se hastiarán de sus propios consejos”.

Su ojo es un sistema milagroso de partes individuales, todas aquellas funcionan juntas para proveer la visión.  La luz debe ser recogida, enfocada, interpretada y luego traducida en señales que son enviadas al cerebro, donde la información es procesada aún más y convertida en las imágenes que vemos.  Con todo y lo que sabemos, la ciencia moderna todavía no está tan segura de cómo todo el sistema funciona.
    
A los científicos les gustaría saber como funciona la visión para poder construir robots que puedan ver.  Algunos robots experimentales han sido construidos pueden ver pobremente, sin embargo, aún la mosca común puede ver mejor que las mejores máquinas hechas por la ciencia.  Los científicos hoy en día estudian el ojo de la mosca para poder comprender más acerca de cómo funciona la visión.

El ojo de la mosca, con sus 3.000 lentes, es notablemente complejo y similar al ojo humano.  No hay ninguna señal de evolución aquí.  Incluso el sistema nervioso de la mosca, que es esencial para traducir la vista, es altamente complejo.  Cada uno de los 3.000 lentes de la mosca recoge luz en una estructura tubular.  Esta estructura contiene ocho células sensibles a la luz.  Estas células procesan la luz y la convierten en señales eléctricas que luego van al cerebro de la mosca.  

Es fácil para las personas decir que no hay un Creador.  Pero en cuanto empiezan a estudiar cualquier sistema vivo, rápidamente quedan humildes y ansiosos por aprender de ellos.  Esto en sí es un excelente argumento para la existencia del Creador.

Oración: 
Amado Padre; Te agradezco que aún cuando el hombre Te niega, Tu tienes la última palabra. Ayúdame a ver esas acciones en mi vida que Te niegan como Creador y a Cristo Jesús como mi Salvador y con Tu ayuda permíteme dar una mejor confesión. En Su Nombre. Amén.
Notas: 
Spice, Byron. 1990. “Scientific vision.” Albuquerque Journal, Apr. 23. p. 8, Sec. B.