Skip to content

Today's Creation Moment

Sep
17
This Worm Gives God the Glory
Job 36:3
"I will fetch my knowledge from afar, and will ascribe righteousness to my Maker."
When scientists completed the first genetic map of an animal, they found that the results have the signature of our Creator all over them. This animal is the nematode, a very small worm. Even though...
RSS
share

Aprendiendo de la Libélula

Salmo 34:11
“Venid, hijos, oídme; el temor de Jehová os enseñaré.”

El naturalismo evolucionista hace un retrato de la vida como si fuese una serie de accidentes casuales que apenas resultó en una gama de cosas vivientes que apenas logran sobrevivir.  Este retrato antojadizo destruye nuestro sentido de admiración por los diseños de ingeniería sofisticados en la naturaleza.

Por ejemplo, considere el misterio del vuelo.  Algunos evolucionistas sugieren que talvez las aves descienden de lagartijas que se caían de los árboles a menudo.  Otros evolucionistas dicen que las aves vienen de lagartijas a quienes les crecieron alas – no para volar, sino para perseguir y cazar insectos. Sin embargo, tienen muy poco que decir en cuanto al hecho que del estudio de las aves nosotros los seres humanos hemos obtenido la mayoría de nuestro sofisticado conocimiento referente al vuelo.

Entonces hay un problema para los evolucionistas, acerca de cómo accidentalmente evolucionó el vuelo tantas veces para tantas criaturas.  Aquellos científicos que estudian a la libélula están aprendiendo aún más secretos en cuanto al vuelo.  Nuestra mejor aeronave de alto-rendimiento apenas puede levantarse a sí misma del suelo.  Sin embargo, la libélula puede levantar 15 veces su propio peso al aire.  Los científicos han aprendido que esto es porque las alas de la libélula están diseñadas para crear pequeños torbellinos sobre su superficie superior.  Estos torbellinos son el secreto para crear un poder increíble de ascenso.  Se están planeando maneras de aplicar este secreto a los diseños de las nuevas aeronaves.

La excelencia en la ingeniería que se encuentra en la naturaleza y de la cual hemos aprendido tanto en estos días de investigación interplanetaria, no es el testimonio de un proceso inconsciente de evolución, pero de un Creador sabio y conciente.

Oración: 
Padre, es una pena que los seres humanos hayan aprendido acerca del vuelo de una libélula, y no lleguen a descubrir un testimonio de Ti. No obstante, yo sé que tampoco aprendo de Ti como debería. Perdóname en el nombre de Jesús y hazme un mejor aprendiz. Amén.
Notas: 
Dragonfly model for future wings Science Digest, Mar. 1984. p. 87.