Skip to content

Today's Creation Moment

Mar
31
How Many Smells Can You Smell?
Psalm 45:8
"All thy garments smell of myrrh, and aloes, and cassia, out of the ivory palaces, whereby they have made thee glad."
Until recently it was commonly thought that humans can smell approximately 10,000 different odors. But that's no longer thought to be true. So how many different odors can that nose in the middle of...
RSS
share

Lo que un no nacido le dice a su mamá

Jeremías 1:5
"Antes que te formara en el vientre, te conocí, y antes que nacieras, te santifiqué, te di por profeta a las naciones".

Cuando hablamos del tiempo del nacimiento esperado, todos hemos escuchado a alguien decir, “El bebé llegará cuando esté listo”.  Aunque esto no parezca muy específico, nuevas investigaciones muestran que probablemente este dicho es científicamente preciso.  El bebé, no la madre, parece controlar el principio del proceso de alumbramiento tanto para la madre como para el bebé.

Investigadores médicos están investigando más para confirmar sus teorías.  Ellos piensan que el cerebro del bebé no nacido monitorea el desarrollo del bebé para que sepa cuando el bebé está listo para nacer.  Al acercarse el tiempo del nacimiento, una parte diminuta del cerebro fetal indica a las glándulas suprarrenales y pituitarias  que pronto es tiempo de nacer.  Estas glándulas responden al producir dos hormonas.  Estas hormonas se acumulan en la sangre del bebé.  Al acumularse, estas crean cambios en las hormonas de las madres, las cuales empiezan el proceso de alumbramiento.

La comprensión total de ésta secuencia asombrosa puede ayudar a la medicina a tratar el problema de parto prematuro.

Lo que es más importante, vemos como Dios ha diseñado tan exquisitamente el proceso del alumbramiento.  Es muy sabio de Dios el haber diseñado el proceso para que cuando el bebé esté listo para nacer, la conveniencia de la madre deba dar lugar a la necesidad del bebé.  No depende el nacimiento del bebé del conocimiento limitado de la madre del bebé en desarrollo.  Tal vez estas realidades ofrecen una lección a esta generación que pone mucho menos valor en el bebé no nacido que lo que Dios claramente pone.

Oración: 
Señor, te pido por el fin de los asesinatos a los niños no nacidos a través del aborto. Ayuda a Tú pueblo a que viva su fe tan clara y atrayentemente que aquellos que rechazan Tu verdad sean llamados al perdón de pecados por el gozo y excelencia de nuestras vidas. Amén.