Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

La estrella de Navidad

Mateo 2:9
“Ellos, habiendo oído al rey, se fueron. Y la estrella que habían visto en el oriente iba delante de ellos, hasta que, llegando, se detuvo sobre donde estaba el niño”.

Cerca de la Navidad es común ver a alguna autoridad científica tratando de explicar acerca de la estrella que los reyes magos siguieron para encontrar al niño Jesús.  La explicación común es la de un cometa, o el punto de yuxtaposición de dos o más planetas o estrellas.  La pregunta es, ¿Son viables estas y otras teorías similares?  

Todo lo que usted necesita para evaluar estas teorías son una Biblia y un mapa de la Tierra Santa.  Mateo 2:1 nos dice que los reyes magos vinieron del este de la Tierra Santa.  Los versículos 2 y 9 nos dicen también que estos hombres habían visto esta estrella indicando Su nacimiento en los cielos del oriente.  Ellos no habían seguido la estrella a Jerusalén, como a menudo se indica en las tarjetas de Navidad.  Cuando ellos llegaron a Jerusalén aprendemos de Mateo 2:9 que la estrella que habían visto en el cielo del oriente se movió para guiarles hasta el Niño Cristo.

Para este tiempo María, José y el Niño ya pudieron haber regresado a Nazaret, o podrían todavía haber estado en Belén.  Sin importar cual fuera el caso, el movimiento de la estrella iba ahora desde el cielo oriental hasta o el cielo del norte o del sur.  Esto es algo que las estrellas no hacen.  ¡De hecho, el movimiento de la estrella era aún más increíble en la manera en que ésta los dirigió a hacia una casa específica!  Ningún cometa, conjunción u otros objetos naturales del cielo nocturno hacen eso.

Estos reyes magos del Oriente estaban acostumbrados a las visiones del cielo nocturno.  Ellos fácilmente podían identificar lo inusual.  ¡Esta estrella fue claramente creada por Dios para anunciar el nacimiento del Salvador al mundo que vino a salvar!    
  

Oración: 
Amado Padre celestial, Tú creas y controlas los poderes que nunca podré comprender. Te agradezco que Tú dirigieras a los reyes magos al niño Jesús, y claramente mostrando que Su nacimiento fue para todos nosotros en la tierra. Gracias por haberme hecho parte de Su reino. Amén.