Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
21
Researchers Find a Hidden Cost to the Internet
Proverbs 18:24
"A man that hath friends must shew himself friendly: and there is a friend that sticketh closer than a brother."
Have you been on the internet lately? If so, it may be costing you more than you think. That's the suggestion of a study done by researchers from Carnegie Mellon University in Pittsburgh. The study...
RSS
share

Árbol extinto está creciendo muy bien

Isaías 55:8
“‘Porque mis pensamientos no son vuestros pensamientos ni vuestros caminos mis caminos’, dice Jehová”.

De acuerdo a las afirmaciones de los evolucionistas, los árboles secoyas del amanecer vivieron desde el tiempo de los dinosaurios hasta hace 2 millones de años atrás.  Luego se extinguieron.  Al mismo tiempo que ésta era la enseñanza científica oficial, los agricultores de arroz de la China estaban plantando el árbol porque era un buen indicador de campos fértiles de arroz.

Los científicos evolucionistas se pusieron al día con el mundo real en 1944, cuando reconocieron la existencia del árbol.  En 1947 botánicos chinos enviaron semillas del secoya del amanecer a la Universidad de Harvard.  Hoy, el secoya del amanecer es un árbol popular en el paisaje a través de los Estados Unidos.  Este árbol delgado, con sus ramas que delicadamente caen y hojas de color verde brillante, agujas con apariencia de plumas, parece como una pintura China viva.  Crece hasta cuatro pies por año.  A diferencia de la mayoría de coníferos, el secoya del amanecer bota sus agujas en el otoño.

Usted podría preguntar correctamente, “¿Acaso no pueden equivocarse los científicos a veces?”  ¡Si! Como el resto de nosotros, los científicos son sólo humanos.  Esta es exactamente la lección.  Si los científicos pueden estar equivocados en cuanto al presente, no tienen derecho a decirnos que la historia que está registrada en la Biblia no puede ser la verdad.  Si un árbol tan importante como el secoya del amanecer pudo escapar de ser observado por ellos por tanto tiempo, ¿cómo nos pueden decir que la vida existió por millones de años antes de los primeros seres humanos?

Si, los científicos son tan humanos como el resto de nosotros.  Esto significa que como el resto de nosotros, su lugar apropiado es uno de humildad y gratitud ante el Creador y Señor del universo.

Oración: 
Amado Padre, confieso que no son solo aquellos que te niegan piensan demasiando en su propio conocimiento y habilidad. Yo he hecho lo mismo. Perdóname en el nombre de Tu Hijo, Cristo Jesús, y lléname con Tu paz. Amén.