Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
24
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

¿Dinos sobre hielo?

Job 38:29
“¿De qué vientre salió el hielo? Y la escarcha del cielo, ¿quién la dio a luz?”

El hecho de que los fósiles de dinosaurio se encuentren en el Ártico sugiere que ha habido cambios catastróficos en nuestra Tierra desde que los dinosaurios vivieron en ella.  Algunos de estos cambios, como el diluvio mundial, están descritos en la Biblia.

Hay algunas evidencias más de estos cambios catastróficos que se han encontrando en la Antártica.  En la actualidad, la Antártica es el lugar más frío y seco de la Tierra.  Los vientos pueden rugir a 200 millas (322 Km.) por hora.  Sin embargo, bajo el hielo, los científicos han encontrando plantas fosilizadas como helechos, pinos e inclusive ginkgos. Estos hallazgos proporcionan evidencia de un clima mucho más cálido.  Pero los restos fosilizados de animales proveen evidencia de un clima considerablemente más cálido.  Se han encontrado fósiles de tres especies de dinosaurios.  Uno ha sido llamado Cryolophosaurus o “reptil de cresta congelada”, el cual era aproximadamente de 23 pies (7 metros) de largo.  Otro, el Glacialisaurus, o “reptil del glacial”, también era aproximadamente de 23 pies (7 metros) de largo.  Un dinosaurio más pequeño con espigas – llamado Antarctopelta o “escudo de la Antártida” – era aproximadamente de 13 pies (casi 4 metros) de largo. Esto fósiles fueron encontrados en las mismas capas sedimentarias de inundaciones como otros dinosaurios alrededor del mundo.  Estos fósiles y el registro de magnetización de varias capas de roca proveen evidencia de que Antártica se trasladó hacia el sur hasta su actual ubicación del Polo Sur durante el año en que fue cubierta con aguas de la inundación.

Aunque Dios ha permitido que grandes cataclismos golpeen a la Tierra, Él nunca ha dejado a los suyos sin Su amor y cuidado.

Oración: 
Padre, frente a las predicciones fatales de catástrofe, enséñame a tener consuelo en Tu cuidado paternal. Amén.
Notas: 
Answers, 7-9/10, pp. 46-51, Buddy Davis, "Dinosaurs on Ice."