Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
25
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

La luciérnaga eficiente

Salmos 50:2
“Desde Sión, perfección de hermosura, Dios ha resplandecido.”

Existen más de 200 especies de luciérnagas alrededor del mundo.  Casi todos han visto estos pequeños insectos volando alrededor o sentados en la hierba.  En noches oscuras de verano se los puede ver destellando sus luces como barcos a lo lejos en el mar.  Al destellar, están comunicando mensajes muy específicos las unas con las otras.  

La luz creada por la luciérnaga se llama luz fría porque se produce sin crear ningún calor.  Para poder hacer un destello, debe hacer y mezclar un químico llamado luciferina con oxígeno y una encima llamada luciferasa.  Esta mezcla es combinada con un catalizador para crear los destellos de luz.  El resultado es un método de producir luz que es mucho más eficiente que cualquier fuente de luz en su hogar.  Una cantidad relativamente diminuta de energía crea una generosa cantidad de luz.

Las luciérnagas no hacen luz para poder leer un libro.  Sus destellos son utilizados para encontrar una pareja.  Las luciérnagas pueden leer las señales de luz de otras luciérnagas.  Estas señales pueden contener varios mensajes.  Algunos destellos pueden decirle a la luciérnaga si el emisor es uno de su misma especie.  Los destellos de luz son utilizados para identificar si el emisor es macho o hembra.  Si es una hembra, los destellos pueden identificar si ya se ha apareado.  

Este es otro ejemplo de la creatividad ilimitada y extravagancia de nuestro Dios Creador. La misma belleza de la luciérnaga que crea admiración en el niño también debe llenarnos de asombro de la imaginación sin límites de Dios.

Oración: 
Señor Jesucristo, tu eres la Luz del mundo, y tu obra salvadora por mi es la luz de mi vida. Ayúdame a apreciar mejor la belleza que tú has hecho. Así mismo ayuda que mi apreciación de esa belleza sea dada en palabras que sean un testimonio efectivo hacia los demás. Amén.