Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

¿Pudo Adán haber vivido tanto tiempo?

Génesis 5:5
“Así que Adán vivió novecientos treinta años, y murió.”

En Génesis capítulo 5 leemos que Adán llegó a vivir 930 años.  Una pregunta común es, “¿Pudo Adán realmente haber vivido tanto tiempo?”

La mayoría de los efectos de la vejez se deben a errores genéticos que se acumulan a través de las generaciones.  Esto es más allá de las limitaciones de edad que Dios impuso sobre los seres humanos luego del diluvio en Génesis.  Aquellas tempranas generaciones, tan cercanos a Adán y Eva, comparativamente habrían acumulado pocos errores genéticos.

Antes del diluvio en Génesis, la tierra fue probablemente un lugar muy diferente.  Muchos científicos creacionistas creen que la tierra antidiluviana estaba cubierta por una marquesina de vapor o por lo menos de alguna forma tenía una presión atmosférica mayor-talvez el doble de lo que es ahora.  Médicos investigadores han estado investigando con los efectos de una presión atmosférica mayor.  Pruebas en cámaras que sujetan a personas a presiones de aire similares muestran que una alta presión atmosférica lleva más oxígeno a las células y acelera la cicatrización.  Los hospitales utilizan cámaras hiperbáricas para víctimas de quemaduras.  Experimentos han demostrado que estas cámaras también pueden revertir la senilidad.  Y aún más presión atmosférica parece revertir algunos efectos del envejecimiento de la piel y el cabello, y estimula a todo el cuerpo.

Podemos estar seguros de que Adán y los demás vivieron tanto tiempo porque la Palabra de Dios así lo dice.  Sin embargo, la ciencia podría estar descubriendo algunas de las condiciones en la tierra antidiluviana que pudo haber ayudado a que sean posibles estas largas vidas.

Oración: 
Padre, confío en tu Palabra porque se que tu no mientes ni engañas. Y aún al confesar mi confianza en la verdad de tu Palabra, no permitas que yo descuide estudiarla. Concédeme Tu Santo Espíritu para que mi entendimiento crezca. En nombre de Jesús. Amén.