Skip to content

Today's Creation Moment

Nov
21
New Scientific Evidence for the Flood
Genesis 7:20
"Fifteen cubits upward did the waters prevail; and the mountains were covered."
If there was a great worldwide Flood, as described in Genesis, such a catastrophe certainly should have left obvious evidence of itself all over the world. Scientists who believe in creation say that...
RSS
share

Los grandiosos buzos de aguas profundas

Génesis 1:21
“Y creó Dios los grandes monstruos marinos y todo ser viviente que se mueve, que las aguas produjeron según su especie, y toda ave alada según su especie. Y vio Dios que era bueno.”

Aunque es un mamífero y no un pez, la foca de Weddell de la Antártica es uno de los grandiosos buzos de aguas profundas en el mundo.  Pesando hasta 1.200 libras, la foca de Weddell puede navegar bajo el agua hasta por 70 minutos.  Puede alcanzar profundidades tan grandes como 1.600 pies.  Para la comparación, el record de un ser humano es una zambullida de 13 minutos con 43 segundos a una profundidad de 282 pies.

Los humanos no están diseñados para aguantar tales cambios de presión que involucra el zambullirse a grandes profundidades.  Si los humanos se quedaran muy en lo profundo por mucho tiempo y luego regresan a la superficie demasiado rápido podrían morir.  El rápido cambio de presión causa que el nitrógeno se salga de la solución en la sangre.  El resultado sería una condición potencialmente fatal conocida como “síndrome de descompresión rápida”.
    
Las focas de Weddell no tienen que preocuparse por esto, porque su sangre no tiene nitrógeno disuelto.   Los científicos están intentando aprender como es que los pulmones de las  focas de Weddell evitan esto.  Sin embargo, el diseño único de la foca de Weddell no se limita a sus pulmones.  La foca de Weddell puede resistir presiones de hasta 750 libras por pulgada cuadrada.  Estas  presiones sobre usted o sobre mi causarían ataques epilépticos.
    
Lo que la ciencia está aprendiendo sobre los diseños únicos y complejos de la foca de Weddell hacen que las afirmaciones evolucionistas acerca de que estas focas vinieron de mamíferos que vivían en la tierra, sean más difíciles de creer.  ¡Sin embargo ellas ilustran la gran sabiduría de nuestro Creador!
  

Oración: 
Amado Señor, tú has creado las montañas y las profundidades de los mares. Donde Tú has ordenado que vivan criaturas, allí viven para Tu gloria. Ayúdame a vivir la vida que tú me has dado para tu gloria. Amén.
Notas: 
Browne, Malcolm W. 1984. Antarctica: life’s tenuous toehold. Discover, Mar. p. 44.