Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Escuchemos a las plantas

Génesis 2:10
“Salía de Edén un río para regar el huerto, y de allí se repartía en cuatro brazos.”

Algunas personas tienen buena mano en lo que a jardinería se refiere.  Otras pueden quejarse de que no les va bien con las plantas puesto que ellas no les dicen cuando necesitan ser atendidas.   Por supuesto, a la mayoría de personas les va bien con sus mascotas, quienes con entusiasmo dejan saber cuáles son sus necesidades.
    
Ahora los científicos han aprendido que las plantas en realidad si se comunican  cuando necesitan atención.    Solo que no las escuchamos porque los sonidos que éstas hacen cuando tienen sed son cinco veces más agudos de lo que podemos oír.  Pero los científicos con micrófonos pequeños y especializados han escuchado a las plantas de maíz pedir agua.  Durante sus estudios, los investigadores aprendieron que las plantas hacen mucho ruido.   Las hojas y la caña de maíz hacen ruido al deslizarse una contra otra mientras crecen.  Todos hemos escuchado el sonido de las hojas de las plantas traqueteando en el viento.  Los tallos del maíz también hacen ruido al doblarse en el viento.
 
Sin embargo, se escuchó un sonido diferente cuando el maíz no tenía suficiente agua.  Era un sonido crujiente y muy agudo.  Las plantas tienen tubos de agua dentro de ellas que llevan el agua y los nutrientes desde las raíces hasta las hojas.   El agua fluye hacia arriba en estos tubos bajo presión.  Cuando no hay suficiente agua, la tensión crece y los tubos se quiebran.  Este crujido es el sonido de estos tubos quebrándose.  Una planta marchita es el  resultado de tubos quebrados.  Cuando el agua es restaurada, los tubos se vuelven a llenar, los crujidos se detienen, y la planta una vez más se ve saludable.
 
El propósito de esta investigación era aprender cuando regar agua en los cultivos y cuánta agua necesitan.  ¡Ahora que hemos aprendido como se comunican las plantas, las plantas cultivadas pueden decirles a los agricultores cuándo regarlas!

Oración: 
Te agradezco Señor, por la generosa provisión de alimentos con la cual nos has bendecido. Prospera el trabajo de aquellos que están intentando aprender cómo obtener más alimento con menos recursos para que aquellos que tienen más necesidad puedan tener alimento también. Amén.
Notas: 
Scientists say plants may tell of watering needs in future. Wichita Eagle-Beacon, Jan. 12, 1986.