Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Una comunidad en el aire

Salmos 148:7a, 9-10
“Alabad a Jehová desde la tierra,…los montes y todos los collados, el árbol de fruto y todos los cedros; la bestia y todo animal, reptiles y volátiles.”

Gran parte de la superficie de la tierra está cubierta por bosques tropicales.  Si usted no está familiarizado con el bosque tropical, puede estar tentado a compararlo con bosques que ha visto.  Pero en realidad no hay ninguna comparación.

En un bosque tropical, la superficie de la tierra está cubierta por un segundo habitat a unos 50 a 150 pies en el aire.  Aquí miles de especies de plantas y animales viven y se reproducen por generaciones sin nunca tocar la tierra.

La marquesina del bosque tropical está sostenida por inmensos árboles que por lo general no tienen ramas por los primeros 50 o más pies de altura.  Crecen tan juntos y sus topes son tan densos que la luz del sol rara vez alcanza el suelo de la selva.   Esta marquesina puede ser de hasta 100 pies de ancho.  Aunque usted pueda esperar encontrar que en esta marquesina viven monos, tal vez no espere encontrar ratones, ranas e inclusive aquí también lombrices.    La mayoría de estas criaturas nacen aquí, viven y mueren sin nunca tocar el suelo.  ¡La cubierta del bosque tropical es verdaderamente un segundo medio ambiente para la vida sobre la superficie de la tierra!

Medio ambientes inusuales como la marquesina del bosque tropical nos enseñan que la creatividad de Dios es ilimitada.  Él puede crear cosas vivientes que pueden proseguir vidas exitosas en cualquier medio ambiente.  Él puede crear una variedad de comunidades que interactúan y dependen la una de la otra dentro de cada medio ambiente único.

¡Su creación es realmente una maravilla!

Oración: 
¡Amado Padre Celestial; toda la creación, en formas conocidas, formas asombrosas y la vida que no puedo imaginar Te alaba! Yo también te alabo y agradezco. En nombre de Cristo Jesús. Amén.