Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
30
God Helps Design a Better Submarine
Psalm 69:34
"Let the heaven and earth praise Him, the seas, and everything that moveth therein."
Engineers who design vehicles to move through fluids face a quandary. A torpedo-shaped vehicle can move quickly and efficiently through a fluid like water, but it is difficult to maneuver precisely...
RSS
share

Arañas Hidráulicas

Salmos 119:73
“Tus manos me hicieron y me formaron; hazme entender y aprenderé tus mandamientos”.

Máquinas hidráulicas son parte de nuestra vida diaria.  Cuando usted pone los frenos en su carro, el líquido de frenos, el cual no puede ser comprimido, es forzado de un cilindro al mecanismo de freno adjunto a sus llantas.  Los mecanismos hidráulicos funcionan porque el fluido no puede expandirse, pero fácilmente fluye a áreas donde hay menos presión.  

Sin embargo, los humanos no fueron los primeros en inventar los usos para este principio.  La araña lo usa todo el tiempo.  La araña tiene su esqueleto por fuera de su cuerpo y sus músculos dentro de su esqueleto.  Como nuestros músculos están afuera de nuestro esqueleto, podemos utilizar músculos tanto para doblar nuestras piernas como para estirarlas.  Sin embargo, el arreglo de la araña permite a sus músculos a solo doblar su pierna.  Cuando quiere estirar su pierna para tomar otro paso de araña, ella bombea fluido en su pierna y la unión de la pierna se abre como bisagra.

El muérdago enano norteamericano acumula presión hidráulica igual a aquella encontrada en una llanta de camión.  Utiliza esa presión almacenada para catapultar su semilla hasta 15 metros a una velocidad de cerca de 96 kilómetros por hora.  El pepino amargo, encontrado en el área del Mediterráneo, utiliza el mismo principio para propulsar su semilla hasta12 metros.

¿Quién creería que el sistema de frenos de un automóvil llegó a ser por casualidad y por fuerzas naturales?  Tampoco tiene sentido creer que las arañas, otros animales, y plantas se dieron sin un Diseñador y Creador.
  

Oración: 
Amado Señor Jesucristo, Te agradezco que Tú nos has permitido aprender como utilizar algunos de los principios que Tu pusiste en la creación. Ayúdame a entender que ese conocimiento nunca es completo hasta que yo conozca de, y confíe en, Tu perdón de mis pecados. Amén.
Notas: 
Tributsch, Helmut. 1983. How spiders stretch. Science Digest, Oct. p. 74.