Skip to content

Today's Creation Moment

Aug
02
God's Gifts and God's Gift
John 15:1
"I AM the true vine, and My Father is the husbandman."
The evolutionary story of man's history tells us that it took man tens of thousands of years to figure out he could farm crops for himself. Yet, today we know that some termites, ants and ambrosia...
RSS
share

Los castores construyen más que solo diques

Salmos 90:12
“Enséñanos de tal modo a contar nuestros días que traigamos al corazón sabiduría.”

Los castores son muy bien conocidos por sus inmensas construcciones.  Sin embargo, los castores construyen más que solo diques.

El castor es un tremendo ingeniero.  Los postes son puestos en ángulo para incrementar el poder de soporte, y luego son embestidos dentro de la vía fluvial, del lado más ancho primero.  Este esqueleto es entonces reforzado con ramas, hojas, lodo y piedras.  No es inusual que un castor utilice ramas bifurcadas para afirmar mejor su construcción con árboles y rocas grandes.  

Un dique de castor medía más de 579 metros, 2 metros  con 75 centímetros de alto, y 5 metros con 50 centímetros de ancho.  Era lo suficientemente fuerte como para que un caballo con jinete lo usara como un puente natural.

Los grandes árboles que son tumbados para ser utilizados en la construcción no son arrastrados por los castores a su proyecto.  Más bien, los castores cavan canales sobre la tierra y hacen que los árboles floten a las principales aguas donde están trabajando.  Estos canales pueden ser de 305 metros de largo.

Nuestro sabio Creador dio tanta inteligencia y sabiduría al mundo animal que a menudo podemos aprender algunas cosas de los animales.  En vez de apoyar la idea de la evolución, con su afirmación de que progresivamente hay más inteligencia en las criaturas más elevadas, el castor apoya la idea de que el Creador es la fuente de toda inteligencia.

Oración: 
Amado Señor, como fuente de toda inteligencia, Tú libremente has dado inteligencia a Tus criaturas de formas que confunden a aquellos que Te niegan. Dame más sabiduría de lo que ahora tengo y muéstrame, a través de Tu perfecta Palabra, cómo usarla. Amén.
Notas: 
Science Digest, Aug. 1983. p. 73.