Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
17
Freak of Nature or Divine Design?
Genesis 1:14
"And God said, Let there be lights in the firmament of the heaven to divide the day from the night; and let them be for signs, and for seasons, and for days, and...
We recently reported on this program that another set of new planets had been discovered circling another star. We pointed out that in each case, most of the planets were too large to support life....
RSS
share

La agricultura de Dios y el “chinche apestoso”

Génesis 3:18
"espinos y cardos te producirá y comerás plantas del campo”.

El mundo originalmente creado por Dios fue perfecto en todo aspecto.  Sin embargo, entre las consecuencias del pecado mencionadas en Génesis 3, están los espinos y cardos, que hace que la agricultura del hombre sea más difícil.  Con certeza podríamos clasificar a las plagas de insectos en la misma categoría que la maleza nociva.

Sin embargo, Dios no nos dejó sin soluciones terrenas a estos problemas.  La agricultura moderna ha confiado considerablemente en el poder de los herbicidas e insecticidas para proteger las cosechas de las plagas.  Al mismo tiempo, la forma en que Dios diseño la naturaleza siempre ha incluido formas más naturales y menos tóxicas de controlar las pestes.  La ciencia moderna está aprendiendo a utilizar los mismos métodos que Dios utiliza para controlar los insectos.

El Podisus maculiventris, también conocido como el “chinche apestoso”, es uno de los controladores de plagas naturales de Dios.  El “chinche apestoso” come más de cien diferentes tipos de insectos de pestes, incluyendo algunos de los peores como el gusano picudo del algodón y la polilla gitana.  Los investigadores han encontrado que el rociar una cosecha con un atrayente natural, producido por el “chinche apestoso”, sirve como un llamado a la cena.  Los “chinches apestosos” entran naturalmente y empiezan a devorar pestes dañinas sin dañar la cosecha.  Ya que lo que atrae del “chinche apestoso” es un químico producido naturalmente, no hace daño a la naturaleza antes de que ésta se descomponga.

Las soluciones de nuestro Creador a los problemas siempre son mejores que las nuestras. Usted puede aprender más acerca de Sus soluciones a nuestros problemas, incluyendo el problema del pecado, en la Biblia.

Oración: 
Amado Señor, incrementa mi aprecio por Tus soluciones a los problemas en mi vida para que añore más aprender Tu Palabra y aplicarla en mi vida. Donde fracase, y donde, con Tu ayuda tenga éxito, permíteme recordar que no soy salvo por mis propios esfuerzos, sino por el perdón de mis pecados a través Tuyo. Amén.
Notas: 
J. A. Miller. 1982. Chemical Mobilizes Soldier Bug. Science News, Dec. 11. P. 373.