Skip to content

Today's Creation Moment

Mar
02
Evolution of Bats Gets Monkeyed Up
Psalm 33:6
"By the word of the LORD were the heavens made; and all the host of them by the breath of his mouth."
We have noted many times the different ways in which bats defy evolutionary explanations. For their echolocation systems to evolve, bats had to develop simultaneously the ability to make high pitched...
RSS
share

Babosas educadas

I Chronicles 16:9
“¡Cantad a él, cantadle salmos; hablad de todas sus maravillas!”

Tan complejo es el cerebro humano que inclusive algunos de los científicos más visionarios de hoy han comentado que dudan que la ciencia llegue a entender por completo cómo funciona el cerebro.  Para entender mejor al cerebro, los científicos han estado estudiando los cerebros de las llamadas criaturas simples como la babosa de jardín.  

¿Pero cuán similar es el cerebro de una babosa de jardín con el cerebro humano?  Los investigadores se han asombrado de las similitudes y habilidades inesperadas compartidas tanto por la babosa de jardín como por el hombre.  Los investigadores han encontrado que las babosas de jardín pueden ser entrenadas, utilizando sabores desagradables, para evitar su comida favorita, las papas.  Con el tiempo las babosas evitarán las papas a las que no se les ha dado un mal sabor.  Las babosas, e inclusive los caracoles de jardín, pueden aprender una secuencia de eventos.

¿Qué tanto más simples son los cerebros de las babosas de los nuestros?  Para nuestra sorpresa, los investigadores descubrieron que los cerebros de las babosas utilizan algunos de los mismos métodos químicos para aprender y almacenar información que los mamíferos.  En otras palabras, los cerebros de las babosas no utilizan un método más simple para aprender y recordar que lo que hace un gato o un perro.  Los cerebros de los mamíferos y los cerebros de las babosas están basados en el mismo diseño.

Este descubrimiento llegó como una sorpresa y borra las diferencias evolucionistas entre criaturas más simples y supuestamente más evolucionadas.  Esto revela el patrón del Creador.  Él utilizó el mismo diseño cuando equipó el cerebro de la babosa para aprender como lo hizo para que un  perro pueda aprender.  ¡La vida es la evidencia de un Creador perfecto, y no hay mejoras accidentales!

Oración: 
Amado Padre celestial, te agradezco por la habilidad de aprender. Te pido que al aprender más acerca de Tu obra creativa, más personas aprendan a ver Tu Mano y busquen la paz contigo a través del perdón de sus pecados en Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Robert Pollie. 1983. The Educated Nervous System. Science News, Vol. 123. Jan. 29. P. 74-75.