Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
25
Abimelech the Watermelon
Judges 9:53
"And a certain woman cast a piece of a millstone upon Abimelech's head, and all to brake his skull."
In the book of Judges we read of how "a certain woman" gave the Philistine leader Abimelech a skull fracture when she threw a millstone on him from a tower. Some biblical scholars concluded that no...
RSS
share

Plantas que se hacen piedra

Salmos 30:12
"Por tanto, a ti cantaré, gloria mía, y no estaré callado. Jehová Dios mío, ¡te alabaré para siempre!"

Alguna vez se ha preguntado como puede ser que usted pueda cortarse con una hoja de hierba o el filo de una palma.  Las plantas tienen un vil secreto.  Ellas absorben sílice, la misma cosa con la cual se hace el vidrio, y lo almacenan en sus células.

Algunas plantas, como el maíz, almacenan grandes cantidades de sílice en sus hojas, haciendo que los filos de las hojas sean afilados y lo suficientemente fuertes para darle un feo corte.  Y si, ellas hacen esto mayormente para protegerse a sí mismas.  Los insectos que les gusta comer hojas de plantas encuentran que cuando comen plantas con mucho sílice, sus partes bucales de desgastan más rápido.  Las plantas también almacenan sílice entre sus células, dándoles un esqueleto fuerte y rocoso.

Estas partículas de sílice hechas por las plantas se llaman fitolitos, que literalmente significa “piedras de plantas”.  Químicamente son incoloros y ópalos transparentes.  Estos pueden alcanzar en tamaño desde una milésima de un milímetro hasta un milímetro.  Cada planta forma fitolitos que son únicos en forma, y algunas plantas hacen hasta una docena de diferentes tipos.  Luego de que la planta ha muerto y se haya descompuesto, los fitolitos y sus formas únicas se mantienen en la Tierra.  Esto significa que con un microscopio y un buen conocimiento de qué plantas hacen fitolitos, usted podría examinar la Tierra y decir cuales plantas han crecido allí en el pasado.  ¡Así es como los científicos supieron que los indios plantaban maíz en Sur América 2.500 años antes del nacimiento de Cristo!

La creación de Dios está llena de sorpresas maravillosas.  ¡Y cada una de ellas glorifica a Dios!

Oración: 
Te agradezco, Señor, por Tu maravillosa creación. Perdóname por aquellos tiempos en que soy lento en agradecerte o cuando tomo tus obras maravillosas por sentado. Ayúdame a ver más de las maravillas que Tú has hecho. Amén.
Notas: 
Ivars Peterson. 1983. Plant Stones. Science News, Vol. 124. Aug. 6. P. 88-94.