Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
24
How to Make a "Bananatrode"
Psalm 147:5
"Great is our Lord, and of great power: his understanding is infinite."
Just imagine a scientist going to the supermarket where he picks up a banana, an antenna from a blue crab, and a whisker from a catfish. He takes these back to his lab, hooks them together and...
RSS
share

La División del Mar Rojo

Éxodo 14:21
"Moisés extendió su mano sobre el mar, e hizo Jehová que el mar se retirara por medio de un recio viento oriental que sopló toda aquella noche. Así se secó el mar y las aguas quedaron divididas”.

La división del Mar Rojo cuando escapaban los israelitas de Egipto es uno de los Milagros más atacados en la Biblia.  Muchos eruditos opinan que los israelitas realmente no escaparon por el mar.  Simplemente fueron a través de un pantano cercano, llamado el Mar Carrizo.  En primer lugar, ¿cómo pudieron los israelitas, cargados con sus propias posesiones más el botín de Egipto, haber viajado a través de un pantano?  Segundo, ¿cómo pudo todo un ejército ahogarse en un pantano?    

Ahora, un artículo en el boletín de la Sociedad Meteorológica de América muestra que el Mar Rojo pudo haberse dividido tal como la Biblia lo describe.  Para establecer su caso, los meteorólogos utilizaron la descripción de la Biblia de este evento  y simulaciones computarizadas sofisticadas.  Debido a que la extensión del Golfo por donde los israelitas cruzaron es tan larga y poco honda, el fuerte viento del Este, descrito en Éxodo 14, pudo haber reducido el nivel del agua en tres metros.  Los israelitas entonces pudieron cruzar en una cresta bajo el mar, con agua a ambos lados de ellos.  El agua que había retrocedido hacia la porción más amplia del Mar Rojo pudo haber regresado en cuestión de minutos luego que el viento paró, ahogando al faraón y a su ejército.

Muchos de los eventos milagrosos descritos en la Biblia han sido explicados por la ciencia como eventos naturales y este bien puede también ser otro caso.  Pero que significa todo, sino que Dios puede utilizar los eventos naturales y que Él está en control de cuando y donde ocurren.

Oración: 
Amado Padre celestial, te agradezco por aquellos científicos dedicados que toman Tu Palabra seriamente y que utilizan sus talentos para. Deja que su testimonio sea escuchado, y mueve a más de nuestros jóvenes cristianos a estudiar las ciencias. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Thomas H. Maugh II. 1992. A Miracle Adds Up. Star Tribune, Mar. 14. p. 16Ae.