Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
23
After Their Kinds
Genesis 1:12
“And the earth brought forth grass, and herb yielding seed after his kind, and the tree yielding fruit, whose seed was in itself, after his kind: and God saw that it was...
How wonderful! Your dog has just had puppies! But do you now have to sort through the litter and make sure there are no baby giraffes or kangaroos? In God’s account of creation in Genesis 1, we...
RSS
share

¿Propósito? !Glorificar a Dios!

Salmo 115:1
"No a nosotros, Jehová, no a nosotros, sino a tu nombre da gloria, por tu misericordia, por tu verdad”.

Dios nos creó con un fuerte deseo de saber el propósito de las cosas.  Los evolucionistas por lo general creen que si una característica no sirve a su propósito, no debía de haber evolucionado.  Por otro lado, la Biblia nos dice que el propósito es dado por Dios.  Él da al pájaro carpintero su increíble lengua porque ésta le ayuda al pájaro carpintero a vivir.  Además, este diseño maravilloso glorifica a su Creador.  En otros casos parece que el Creador ha creado alguna cosa viviente para lo cual no hay ningún propósito aparente más que glorificarse a Si mismo.  Estas son las características que dan a los evolucionistas más dificultad.

Los antílopes machos muestran una vasta variedad en los diseños de sus cuernos. Los machos pueden tener lanzas, espirales, curvas, torcimientos, o simplemente cortas dagas.  Estas diferencias en diseño sugieren que las diferencias en propósito causaron que los cuernos evolucionaran, pero esto no tiene sentido.  Inclusive más extraño es el hecho que los antílopes femeninos por lo general tienen cuernos más pequeños y son mucho más como dagas.  Los evolucionistas están perplejos acerca del por qué los antílopes femeninos evolucionaron cuernos cortos mientras que los machos evolucionaron tal gran variedad de cuernos.

Oración: 
Te agradezco, Padre, por la variedad y belleza que has creado en el mundo. También te agradezco que estas características te glorifiquen de tantas maneras. Ayuda a que mi vida y palabras te glorifiquen y den testimonio claro de la salvación que Tu has provisto para nosotros en el perdón de pecados a través de Tu Hijo, Jesucristo. Amén.
Notas: 
J. A. Miller. 1983. Antelope Horns: Female Perspective? Science News, Sept. 17. p. 183.