Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
19
The Days in Genesis
Genesis 1:5
“And God called the light Day, and the darkness he called Night. And the evening and the morning were the first day.”
Silently, a huge, powerful form slides through the deep, cold, dark depths of the sea. The men aboard the nuclear submarine have seen neither sun nor daylight for months, yet each one knows what day...
RSS
share

Gusanos milagrosos

Job 15:8
"¿Oíste tú acaso el secreto de Dios? ¿Está limitada a ti la sabiduría?”

Dios diseñó e hizo el universo de la nada.  Esto es la creación.  El hombre toma lo que Dios diseñó y simplemente lo reacomoda para hacer cosas que le ayuden.  Esto es construir.  Las habilidades maravillosas que Dios estableció en las plantas y animales vienen de la información genética que Dios puso en ellas.  Ahora, el hombre ha empezado a utilizar la información genética diseñada por Dios para re-construir criaturas inofensivas que sirvan mejor a nuestras necesidades.

Por ejemplo, la seda de la araña de orbe dorado es cinco veces más fuerte que el acero, sin embargo es más elástica que cualquier material similar que podríamos fabricar.  La cual podría ser utilizada para hacer chalecos y cascos, livianos y cómodos a prueba de balas.  El problema es que tomaría medio millón de arañas para hacer una libra de seda.  Por lo que los científicos han tomado el gen de la araña que hace la seda y lo pusieron en una indefensa bacteria.  Cuando la bacteria se divide, hace más bacteria completa con el gen.  Hoy día hay millones de bacterias que hacen grandes cantidades utilizables de seda de araña.

Esta tecnología ha resultado en lo que se ha llamado la más grande revolución desde la industrialización.  Las bacterias ahora están hacienda insulina, vacuna e inclusive chocolate.  Hoy en día las bacterias están siendo utilizadas principalmente para fabricar medicinas.

El hombre ha aprendido mucho acerca de cómo sacar provecho de la creación.   Sin embargo, la información genética que hace que todo esto sea posible en primer lugar es un producto de la genialidad de nuestro Creador.
  

Oración: 
Amado Padre Celestial, te agradezco que nos has dado la habilidad de aprender acerca de cómo usar productivamente lo que has creado. Pido que el hombre no utilice mal esta tecnología. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Doug Stewart. "These Germs Work Wonders." Readers Digest, p. 83-86