Skip to content

Today's Creation Moment

Jul
25
Abimelech the Watermelon
Judges 9:53
"And a certain woman cast a piece of a millstone upon Abimelech's head, and all to brake his skull."
In the book of Judges we read of how "a certain woman" gave the Philistine leader Abimelech a skull fracture when she threw a millstone on him from a tower. Some biblical scholars concluded that no...
RSS
share

¿Una avispa doctor?

Job 36:5
“Dios es grande, pero no desestima a nadie. Es poderosa la fuerza de su sabiduría”.

En presentaciones previas de “Momentos de la Creación” hemos hablado sobre las avispas que controlan las pestes en los cultivos.  Controles naturales – tales como estas avispas – muestran la mano del Creador en diseñar la creación.  Nuevos hechos acerca de cómo las avispas controlan las pestes hacen que las manos de nuestro Creador sean aún más evidentes.

Hay varios miles de especies de avispas que ponen sus huevos dentro de las pestes de los cultivos o utilizan las pestes para comida.  Estas avispas se han convertido en una forma popular de control de pestes entre agricultores y jardineros.  

Los investigadores ahora han descubierto que las avispas hacen más que simplemente alimentarse de las pestes o utilizarlos como alimento para sus crías.  Típicamente las avispas inyectarán sus huevos en las larvas de pestes que tienen forma de lombriz.  Se ha descubierto que los huevos de avispa están revestidos con un virus que mantienen la larva de las pestes en un estado inmaduro hasta que los críos en desarrollo de las avispas ya no tienen necesidad del huevo.  El virus parece moverse a un órgano dentro de la larva de la peste y afecta el sistema inmunológico del insecto.  También actúa sobre el sistema endocrino para quitarle el apetito a la larva.  Así que la larva de la peste destruye menos cultivos, y al morirse de hambre, no llega a desarrollarse en un adulto.  Esto les da a los huevos de las avispas suficiente tiempo para desarrollarse en jóvenes avispas que terminarán con la peste.

Los investigadores todavía están intentando descubrir exactamente como los virus cuidadosamente orquestaron estrategias de ataque.      Claramente, ninguna criatura ni la creación en sí inventó esta estrategia.  ¡Solo pudo haber sido concebido y construido por un Master bioquímico y doctor!

Oración: 
Te agradezco, Señor, que has construido en Tu creación formas naturales de controlar criaturas que pueden convertirse en pestes no deseadas. Ayúdanos a aprender más acerca de los controles naturales que has hecho para que podamos alimentar mejor a una población creciente. Y con ese alimento, deja que Tu pueblo lleve a otros Tu Palabra salvadora. Amén.
Notas: 
Raloff, Janet. 1985. "Virus allows wasps to kill crop pests." Science News, v. 128. p. 22.