Skip to content

Today's Creation Moment

Feb
07
Do Americans Still Believe in a Creator?
Matthew 9:38
"Pray ye therefore the Lord of the harvest, that he will send forth labourers into his harvest."
Considering the decades of evolutionary indoctrination going on in schools and the media, you might think that most Americans no longer believe in a Creator. But that's not what a recent survey from...
share

La cantimplora de la joven lagartija

Isaías 43:20
“Las fieras del campo me honrarán, los chacales y los pollos del avestruz; porque daré aguas en el desierto, ríos en la tierra estéril, para que beba mi pueblo, mi escogido”.

Cuando usted va al desierto, siempre es una buena idea llevar una cantimplora de agua con usted.  Nuestro Creador aplicó esta misma simple sabiduría cuando diseño a la lagartija espinosa de yarrow.

Como muchos habitantes del desierto,  las lagartijas espinosas de yarrow están bien diseñadas para conservar agua en un clima seco de desierto.  Por ejemplo, ni siquiera tienen una vejiga urinaria.  Sus cuerpos están diseñados para remover agua de sus desechos antes de que sea liberado.  El agua es reciclada en el cuerpo, ya que el agua es un recurso preciado en el desierto.

A diferencia de muchos reptiles, la lagartija espinosa de yarrow da a luz críos vivos.  Los recién nacidos de dos pulgadas de largo pueden secarse rápidamente en el desierto.  Para incrementar su habilidad de sobrevivir, el Creador dio a los recién nacidos una cantimplora de agua incorporada.  En el nacimiento, una cantimplora llena constituye 10% del peso de la lagartija.  Luego del primer mes de vida, la cantimplora se arruga y ya no es utilizada.  Esto también es un diseño sabio, ya que la lagartija creciente ha aprendido las maneras del desierto y ahora tiene una mayor necesidad por la velocidad que por un reservorio de agua voluminoso.

No creo que ninguno de nosotros podemos completamente apreciar la imaginación y creatividad sin límites de Dios que vemos en el mundo viviente a nuestro alrededor.  Podemos apreciar el hecho de que Él esté dispuesto y pueda proveer soluciones prácticas y factibles a cada problema que enfrentamos.  Sus soluciones, empezando con nuestra más grande necesidad – el perdón de pecados – se encuentran en la Biblia.  La confianza de aplicar Sus soluciones a nuestras vidas se encuentra en la fe, operada por Su Santo Espíritu.

Oración: 
Te agradezco, amado Padre celestial, por Tu amor ilimitado y paciencia conmigo. Perdóname por aquellos tiempos cuando he buscado mis propias soluciones, en vez de las tuyas. Dame Tu Santo Espíritu para que yo pueda utilizar mejor Tu Palabra en mi vida. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
"Canteen for a young lizard." Science News, v. 128. p. 124.