Skip to content

Today's Creation Moment

Dec
17
Researchers Find a Hidden Cost to the Internet
Proverbs 18:24
"A man that hath friends must shew himself friendly: and there is a friend that sticketh closer than a brother."
Have you been on the internet lately? If so, it may be costing you more than you think. That's the suggestion of a study done by researchers from Carnegie Mellon University in Pittsburgh. The study...
RSS
share

Caballos antes de los dinosaurios

Génesis 1:24
“Luego dijo Dios: «Produzca la tierra seres vivientes según su especie: bestias, serpientes y animales de la tierra según su especie». Y fue así”.

De acuerdo a la evolución, los dinosaurios se desarrollaron decenas de millones de años antes de los caballos y fueron extintos mucho antes de lo que un caballo cabalgara la campiña.  De acuerdo a la Biblia, los dinosaurios de la tierra fueron hechos el mismo día.  Esto quiere decir que debe ser posible encontrar evidencia de caballos en las mismas rocas donde encontramos los dinosaurios.  ¡Tal descubrimiento sería un desafío para la evolución!

La literatura científica ha reportado la existencia de varios ejemplares de aparentes marcas de cascos de caballo en rocas que supuestamente son más antiguas que la mayoría de los dinosaurios.  Algunas de estas aparentes impresiones de cascos han sido encontradas en las rocas pensilvanienses y pérmicas del Gran Cañón.  Impresiones similares también han sido reportadas en roca Triásica en Connecticut y en el New Red Sandstone de Escocia.

Esta evidencia de que los caballos existieron antes que existiera la mayoría de los dinosaurios, o inclusive al mismo tiempo daña irreparablemente la teoría de la evolución.  Los paleontólogos dieron a las criaturas que pudieron haber hecho estas impresiones una variedad de nombres.  Sin embargo, los nombres frecuentemente contenían la palabra “equus” que significa caballo.  Sin embargo, esta importante información no ha sido incluida en los libros de texto.  Lo que es peor, los evolucionistas contemporáneos, concientes de que están en graves problemas, han intentado negar el trabajo de antiguos paleontólogos.

¡Lo que más molesta a los evolucionistas contemporáneos acerca de estas huellas es que estas huellas apoyan el relato bíblico del orden de la creación!

Oración: 
Amado Padre celestial, aunque no necesito a la ciencia para saber que Tu Palabra es verdad, te agradezco porque inclusive las rocas hablan para apoyar Tu verdad. Dame las palabras para hablar Tu verdad a aquellos a mí alrededor. En nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Edwin D. McKee. 1982. The Dupai Groups of the Grand Canyon. Geological Durvey Professional Paper, p. 93.