Skip to content

Today's Creation Moment

Oct
22
God's Chemistry Again Outpaces Man's
Psalm 139:14
"I will praise thee; for I am fearfully and wonderfully made: marvellous are thy works; and that my soul knoweth right well."
One of the greatest questions in biology asks how a single fertilized cell divides into many different cells – some become liver cells, skin cells, brain cells, and bone cells. This is the ultimate...
RSS
share

Una maravilla peligrosa

Mateo 10:16
“Yo os envío como a ovejas en medio de lobos. Sed, pues, prudentes como serpientes y sencillos como palomas.”

La serpiente cascabel es una de las más grandes maravillas de la creación de Dios.  Los ojos de la serpiente cascabel son diferentes a todos los demás animales con espina dorsal.  Las serpientes cascabel no tienen párpados, pero sus ojos están protegidos por placas cobertores claras.  Sus lentes amarillos se deslizan hacia adentro y hacia afuera como binoculares - y como binoculares incorporados, proveen una amplificación detallada de los objetos distantes.

La serpiente cascabel es muy diferente a nosotros, pues tiene muchas otras formas de sentir su medio ambiente.  Por ejemplo, su mandíbula inferior está conectada, a través de pequeños huesos, a su oído interno.   Con este arreglo-su mandíbula actúa como un estetoscopio- si la serpiente cascabel pone su mandíbula inferior sobre la tierra, ésta puede escuchar pasos distantes.

Las serpientes cascabel también ajustan su dosis de veneno según el tamaño de su presa.  Mientras más grande la víctima, más veneno se necesita – y la cascabel sabe muy bien cuánto debe entregar.  La verdad es, que alrededor del 20 por ciento de todas las mordidas de la serpiente cascabel que se inflingen sobre los seres humanos no dispensan casi ningún veneno porque somos demasiado grandes para que la serpiente nos pueda tragar.  Aunque la serpiente cascabel es peligrosa, más personas mueren de picaduras de abejas cada año que de mordeduras de serpientes cascabel.

Las habilidades de la serpiente cascabel ciertamente glorifican a Dios, Quien diseñó a esta asombrosa criatura.  Entienda también usted, que fue hecho formidable y maravillosamente por el mismo Creador, y que Él le ha dado a usted aún más maravillosas habilidades para utilizarlas en servicio y gratitud para Él.

Oración: 
Amado Padre celestial, Te agradezco que puedo utilizar las habilidades que me has dado para glorificarte. Ayúdame a entender mejor, como puedo glorificarte con mi vida. En el nombre de Cristo Jesús. Amén.
Notas: 
Terry Dunkle, “A Perfect Serpent,” October, Science 81.