Skip to content

Today's Creation Moment

Apr
17
Who Is God?
2 Timothy 3:14-15
“But continue thou in the things which thou hast learned and hast been assured of, knowing of whom thou hast learned them; And that from a child thou hast known the holy...
Did you know that the Bible never tries to convince the reader that there is a God? As surprising as that sounds, it’s absolutely true. The Bible’s very first words begin by identifying God – but...
RSS
share

Máquina que come

Isaías 65:24,25b
“Antes que clamen, yo responderé; mientras aún estén hablando, yo habré oído...y el polvo será el alimento de la serpiente. No afligirán ni harán mal en todo mi santo monte’. Jehová lo ha dicho”.

Cuando una serpiente cascabel ataca, es tan rápida que se ha necesitado de la fotografía de alta velocidad para estudiarla.  Aquellos famosos colmillos de la serpiente cascabel están montados sobre bisagras para que se puedan doblar a lo largo de la boca de la serpiente cuando no están en uso.  Cada colmillo es una aguja hueca, con un canal a lo largo del lado inferior del colmillo a través del cual se inyecta el veneno.  Luego de solo un poco de uso, el colmillo se cae, para ser reemplazado por otro.

!Cuando ataca, los músculos del cuello de la serpiente propulsan la cabeza con tal velocidad que un carro con la misma aceleración iría de 0 a 60 millas (casi 97 kilómetros) por hora en solo medio segundo!  Mientras la cabeza se mueve hacia la presa, los colmillos se despliegan y una cantidad adecuada de veneno es inyectado en la víctima.  En menos de un segundo la serpiente está de vuelta en posición.  El veneno no solo mata a la víctima, sino que también empieza a ablandar la carne.  Cuando traga a su víctima, la serpiente cascabel puede desencajar su mandíbula para hacer que el trabajo sea más fácil.  

Las Escrituras nos dicen que tal violencia no fue parte del plan original de Dios para el mundo.  Es una de las consecuencias del pecado.  Pero cuando Cristo regrese para juzgar a toda la creación, Él una vez más proveerá un mundo perfecto – nunca tocado por el pecado ni la maldad - para todos aquellos que tengan el perdón de pecados a través de Él.  
    
¿Está usted listo para Su regreso?

Oración: 
Amado Señor, ayúdame a prepárame para Tu regreso para que yo pueda encontrarme Contigo con gozo porque se que estoy limpio de mis pecados a través de Tu muerte sufriente en la cruz. Amén.
Notas: 
Terry Dunkle, “A Perfect Serpent,” October, Science 81.